•   Barcelona, España  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El central argentino Javier Mascherano se despidió este miércoles del Barcelona asegurando que cumplió un sueño en el club azulgrana que "duró más de lo que había pensado", pero que había llegado el momento de "resetearse un poco y volver a arrancar de nuevo".

"Hace siete años y medio llegué acá para cumplir un sueño, el sueño se terminó, duró más de lo que yo jamás hubiese pensado y llegó el momento de decir adiós", afirmó 'Masche' en un acto de despedida, tras confirmarse su salida del Barça rumbo al Hebei Fortune chino.

Arropado por sus compañeros, que en un pequeño vídeo desfilaron enviándole mensajes de despedida, 'Masche' reconoció que llevaba un tiempo pensando en salir del Barça, club al que había llegado en 2010 procedente del Liverpool.

"Era una decisión que tenía que tomar, va con los sentimientos que uno tiene, la edad, el paso del tiempo ha sido un indicador de que iba perdiendo protagonismo y se hacía más difícil", aseguró.

- 'Aceptar la realidad' -

"A veces uno tiene que aceptar la realidad, la realidad mía es que ya no era el jugador que había sido antes, futbolísticamente no tenía la importancia que había tenido antes", dijo Mascherano, que en los últimos tiempos había perdido protagonismo en el eje de la defensa 'blaugrana' en favor del francés Samuel Umtiti y el belga Thomas Vermaelen.

"Necesitaba este cambio, no hay más vueltas que darle, es natural, yo tampoco sentía que podía revertir esta situación", afirmó, precisando que "la calidad de los centrales que hay en el equipo es altísima, y busqué la forma de llegar a solución buena para todos".

Aunque el Barcelona le transmitió que seguía contando con él año y medio después de su última renovación, Mascherano, muy emocionado durante todo el acto, decidió que quería retirarse de la mejor manera del Barcelona gozando del aprecio de compañeros, club y afición.

Mascherano no ocultó que buscar una continuidad que le permita luchar por estar en el Mundial de Rusia-2018 también pesó en su decisión. Foto: AFP/END

"Está claro que tanto tiempo en un lugar, y más en un lugar como este, desgasta muchísimo, y quizás no tenía las misma fuerzas que tenía antes para luchar por un lugar", dijo.

"A veces es necesario resetearse un poco y empezar a arrancar de nuevo", consideró el central argentino, orgulloso de "terminar mi carrera de élite en el Barcelona" antes de seguir en una liga menos exigentes que la española.

- Buscar una continuidad -

Mascherano no ocultó que buscar una continuidad que le permita luchar por estar en el Mundial de Rusia-2018 también pesó en su decisión.

"Primero, lo que busqué es tratar de reencontrar la ilusión, que poco a poco se iba perdiendo, y bueno, está claro que si tengo la posibilidad de tener una continuidad, a mi edad es importante", dijo, asegurando que en el Barça "he vivido los mejores momentos de mi carrera, estoy muy contento de abandonar así el club".

El Barcelona y el Hebei Fortune oficializaron este miércoles el traspaso del argentino, de 33 años, al equipo chino, convirtiéndose en el último gran jugador en acudir al fútbol del gigante asiático.

Mascherano se reencontrará en el Hebei con el técnico chileno Manuel Pellegrini, quien le dio su primera oportunidad en Primera División con River Plate en 2003.

Jugadores y cuerpo técnico del Barcelona estuvieron presentes en la despedida a Mascherano. Foto: AFP/END

Aunque ni el Barça ni el Hebei dieron cifras de la operación, según el diario deportivo catalán Sport, el traspaso habría costado 10 millones de euros (12,2 millones de dólares).

Mascherano sólo tuvo palabras de aprecio para sus compañeros, con los que en sus años en el Barcelona ha ganado 18 títulos, incluidos cuatro títulos de Liga, cuatro Copas del Rey, tres Supercopas de España, dos Ligas de Campeones, dos Supercopas de Europa y dos Mundiales de Clubes.

"He sido un privilegiado, que te valore la gente que trabaja contigo es el mejor estímulo, el mejor premio, todas estas palabras me las llevaré conmigo", concluyó Mascherano tras ver los mensajes del vestuario.