•   1042  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Gabriel Cuadra Holmann fue informado el lunes por la tarde que pasaría de la categoría T36, en la que habitualmente competía, a la T38 (parálisis cerebral) para las competencias de los Juegos Paracentroamericanos, manteniéndose en 800 metros planos. El muchacho confiesa que la noticia lo impactó un poco, el susto quizás se debía a la incertidumbre del nivel de competencia que le tocaría afrontar, desconocía totalmente a los corredores que enfrentaría en la pista. 

Pero todas esas dudas, Cuadras las disipó rápidamente, debutando el miércoles pasado en los II Juegos Paracentroamericanos que finalizan este fin de semana en Managua. Gabriel escaló a lo más alto del podio, ganando medalla de oro con tiempo de 2:17.87 minutos. Superó a otro nica y campeón nacional, Carlos Castillo (2.18.92). 

Ayer, en la pista del Instituto Nicaragüense de Deportes (IND), Cuadra alargó su gran momento físico, conquistando su segunda presea dorada en los 1,500 metros, con crono de 5:01.48 minutos, imponiéndose ante el salvadoreño Rubén Ros (5:05.97). No hay dudas que el joven está pasando por un estado de gracia increíble. En Centroamérica es el rey del atletismo paralímpico en su categoría y si se lo propone en cualquier momento podría conquistar una medalla en un Mundial.

En entrevista con El Nuevo Diario, Cuadra hace un análisis sobre su participación en los II Juegos Paracentroamericanos. También recuerda que cuando inició a competir no era por ganar una medalla y ese sentimiento lo sigue manteniendo hasta hoy. Además anuncia que presentará su nueva marca, una nueva carrera no en la pista, pero sí en su vida personal y profesional. 

Analizando todo lo que has hecho en el atletismo, ¿qué pasa por tu mente cuando recordás tu niñez y te ves ahora en el lugar que estás?

Siempre he dicho que nunca pensaba alcanzar estos niveles, esto de meterme al atletismo era por mi salud, no compito por ganar medallas ni imponer récords. La meta es divertirme, hacer lo que me gusta con personas que adoro como mi hermana, mi mamá, mi entrenador, mi familia y amigos que siempre me han apoyado.

¿Qué recordás de esos primeros días en las pistas?

Cuando empecé, mi sueño era alcanzar unos Juegos Centroamericanos, nunca pensé en llegar a olimpiadas, ni mundiales, ni panamericanos, ni en imponer récords. Gracias a Dios hemos hecho un gran trabajo, eso se debe gracias a mi familia, mi madre que me llevó a terapias en Costa Rica, mi hermana que siempre me alentó a correr. Así he venido rompiendo mis límites, mis récords, escribiendo mi propia historia sin compararme con nadie.

¿Cuál es el momento más difícil de tu carrera?

Perder una medalla de bronce en un Panamericano en 2011 y también el año pasado que estuvo cerca de ganar una presea de bronce en el Mundial de Londres. Fueron golpes duros, no gané, pero rompí mi récord. Ahora buscaré nuevos récords. 

¿Te mantendrás en 800 metros planos T38?

Sí, seguiré en 800 y me puliré más en los 1,500.​

¿Tenías planificado ganar dos medallas de oro en estos Juegos Paracentroamericanos?

No estaba planificado después de que me cambiaron de categoría. No conocía a los corredores. Pero cuando me informaron dije: ‘vamos a ver cómo sale’.

De las dos medallas que ganaste en estos Juegos Paracentroamericanos, ¿cuál fue la más difícil?

La primera medalla siento que fue la más complicada, porque creo que me desgasté muchísimo, hoy (ayer) no fue así. Ambas han sido carreras de mucha estrategia, tuve que planificar bien la manera de afrontar la carrera, estudiar a los rivales, para evitar fundirme y no quedarme muy atrás. Esto es como un juego de ajedrez.

¿Es cierto que vas a presentar tu nueva marca?

En los próximos días voy a estar lanzando la marca Gabriel Cuadra. He estado trabajando en eso desde el año pasado con mi agencia de publicidad. No la hemos lanzado porque queremos algo de calidad, eso ha tomado tiempo. Vamos a vender gorras, camisas, pero hay muchas cosas por analizar todavía.