•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Tras cumplir categóricamente el reto de coronarse por segunda temporada consecutiva en la Liga de Beisbol Profesional Nacional (LBPN), los Tigres de Chinandega empezarán esta noche el desafío de convertirse en bicampeones de la Serie Latinoamericana, para lo cual deberán mostrarse superior a sus rivales de México, Colombia, Panamá y Curazao. De salir airosos de este reto al que llegan armados hasta los dientes, Los Tigres le entregarían a Nicaragua su tercer campeonato de esta serie, pues antes de coronarse ellos en el 2017, los Gigantes de Rivas ya lo habían hecho en el 2016, cuando la IV edición se jugó en el viejo estadio nacional.

Los Tigres de Chinandega, configurados de tal forma que se les considera favoritos para retener el título de un torneo que desesperadamente busca un incremento en su nivel de calidad, cuentan con un picheo de talento comprobado, una ofensiva que bien puede resolver el picheo de esta serie y una defensa que se perfila solvente en cualquiera de sus puntos. A esto, los occidentales le suman en grandes medidas esa bravura que los ha llevado a conquistar el título nacional en las últimas dos temporadas.

Empujados por ese ímpetu triunfalista que les caracteriza y respaldados por esa afición de espíritu indeclinable, los felinos saltarán al terreno del nuevo Dennis Martínez enfocados en debutar con una victoria significativa, sin embargo, sus rivales de esta noche, los Tobis de Acuyacán, no están dispuestos a ceder el importante primer triunfo de una serie a cuya final asistirán las dos mejores novenas de la primera ronda, misma en la que los cinco equipos jugarán todos contra todos.

Tres fieras

Para los primeros tres desafíos, el mánager Lenín Picota decidió que sus abridores serán Marcos Frías, Raúl Ruiz y Wilton López, tres de los mejores pistoleros que pudieron verse en la Liga Profesional. Frías, fiero y dominante, enfrentará al representante de México a partir de las 6:30 p.m. de hoy. Ruiz, capaz de alcanzar niveles insospechados cuando se inspira sobre el montículo, tendrá la misión de encarar mañana, a la misma hora, al subcampeón de Panamá, los Bravos de Urracá. Por su parte, Wilton, experimentado y aguerrido, desafiará al equipo representante de Curazao, país que está debutando en el torneo. Si bien es cierto el beisbol es impredecible, no puede negarse que estos tres lanzadores son factor de seguridad. 

A este respetado picheo abridor, Chinandega le ofrece un respaldo de lujo en cuanto a relevo se refiere, pues contarán con los servicios de los hermanos Bucardo, Jorge y Wilber, los dos mejores relevistas de la pasada Profesional. Súmenle a esto la presencia de tiradores con la calidad y experiencia de Junior Téllez, José David Rugama, José Elías Villegas, Fidencio Flores, Víctor Mateo y Nelson León.  

Seguridad y talento

Si el picheo felino inspira seguridad, su defensa y bateo también lo hacen. Esa alineación que contará con la chispa de Norlando Valle (CF y primer bate), el talento de Elmer Reyes (3B y segundo), la explosividad de Jamar Walton (RF y tercero), la entrega de Osman Marval (1B y cuarto), la versatilidad de Willian Vásquez (LF y quinto), el empuje de Edgar Montiel (BD y sexto), la experiencia de Yosmani Guerra (segunda base y séptimo), el entusiasmo de Leonardo Ortiz (receptor y octavo) y la utilidad de Jesús López (SS y noveno), se antoja muy competitiva. Estos Tigres de Nicaragua 2018 lucen bravíos, capaces de retener la corona.