•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El próximo domingo, 28 de enero, se cumplen 40 años de la victoria del ídolo nacional Alexis Argüello sobre Alfredo “El Salsero” Escalera en pleito por la corona CMB de las 130 libras en poder del boricua, en el estadio Juan Ramón Loubriel, de la ciudad de Bayamón, Puerto Rico, cuando El Flaco Explosivo se agenció su segunda corona, luego que el 23 de noviembre de 1974 se había convertido en el primer centroamericano en conquistar un título, arrebatándoselo al azteca Rubén Olivares, y en ambas ocasiones se impuso por nocaut en el decimotercer round como gran coincidencia.

En una pelea bravísima con un Escalera exigido al máximo, Alexis realizó una verdadera demostración de demolición, pues luego de destrozarle el rostro a Escalera, lo terminó noqueando efectivamente con un zurdazo tan explosivo como espeluznante que derribó estrepitosamente al boricua, quien herido en su orgullo intentó incorporarse, pero todavía los megatones del golpazo hacían estragos en su aturdido cerebro, y a pesar de su esfuerzo por levantarse, volvió a caer herido de muerte con el labio superior partido en dos y su rostro bañado en sangre, en una imagen que aún vive en nuestro recuerdo y de todos los que fueron testigos de tan vibrante combate.

Y fue tan impresionante esa pelea, que fue declarada por la prestigiada revista The Ring Magazine como la “pelea de la década” y “la octava pelea por título más grande de todos los tiempos”. Alexis ganaba por puntos en las 3 tarjetas después de los 12 rounds por 116-111 de parte del réferi norteamericano Arthur Mercante y de los jueces laterales Dick Young (117-110 USA) y José Juan Guerra (118-112 de México). Para Nicaragua fue un doble triunfo, porque el también nica Dennis Morán noqueaba en el sexto asalto al norteamericano Tony Stokes. Así, Alexis acababa con el reinado y la cadena de 9 defensas que acumulaba Escalera hasta el fatídico día 28 de enero.

Argüello realizaría 8 defensas de su corona 130 libras del CMB, incluyendo la revancha con Escalera (TKO en 13 en Rímini, Italia), El Flaco despacharía en orden al filipino Ray Tam (TKO en 5), a Diego Alcalá (fulminado en el primer round y sacado en camilla), perdería una pelea fuera de título por decisión ante Vilomar Fernández en 10 rounds en Nueva York, pero eslabonaría sus 8 defensas con decisión unánime ante el porfiado Arturo León y noqueba a Rafael “Bazooka” Limón, Bobby Chacón, a Rubén Castillo por decisión en 15 vueltas y noqueaba al filipino Rolando Navarrete en 4 rounds. Alexis abandonaría esa categoría y la corona para ir en busca de las 135 libras del CMB en poder del inglés Jim Watt.

Alexis fue inducido al Salón de la Fama de Canastota, Nueva York, en 1992, y la revista Ring Magazine lo nombró “El Más Grande Peso Ligero Junior de Todos los Tiempos” y antes había sido declarado como “El Octavo Peleador Más Grande Peso Pluma de Todos los Tiempos”. Alexis perdió en peleas titulares buscando la corona 126 libras ante Ernesto “Ñato” Marcel, antes de vencer a Olivares y en dos ocasiones ante Aaron Pryor, buscando ser el primer boxeador en obtener 4 coronas en 4 distintas categoría. El Flaco nunca perdió una corona en el ring, defendió en 16 ocasiones y ganó 19 de 22 pleitos con coronas en juego.