•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Dice Murphy en una de sus leyes, que nada es tan fácil como parece, pero de haber visto el juego que los Tigres del Chinandega le ganaron anoche al Tobis azteca por 10-5, estaría rascando su cabeza, admitiendo “hay sus casos”. La superioridad mostrada por los Tigres, aún mostrando inconvenientes con el pitcheo de Frías y Villegas, los mantuvo distante de dificultades, abriéndose paso hacia la victoria por el sendero de la tranquilidad, silbando y tronando. Los vuelacercas de Leonardo Ortiz y Montiel y el triple de Jamar Walton, fueron los batazos matadores. Mientras la defensa mexicana lució fatal, el chavalo Norlando Valle disparó tres cohetes en una noche en que no se escuchó en las tribunas el masticar de uñas, y nada alteró el jonrón de dos carreras de Eliseo Aldazabal en el noveno. El bateo de los tigres se hizo sentir ante el limitado picheo de los tobis.

Pegar primero

El abridor del equipo azteca, José Piña, se metió entre las brasas en el propio arranque del juego. El encendido Norlando Valle conectó hit y Elmer Reyes fue golpeado. Después de una jugada de escogencia, boleto a Osman Marval llenó las bases, y cohete de William Vásquez impulsó dos carreras adelantando a los Tigres. Dos errores del inseguro antesalista Héctor Hernández, no fueron aprovechados en el cierre del segundo al fallar Jamar Walton, y en el inicio del tercero, el Tobis envió una señal de vida con el hit productor de Vadil Mujica después de pasaporte a Daniel Sánchez hit de Hernández y sacrificio de Enrique Osorio, estrechando 2-1 la diferencia en la pizarra.

En el cierre, los Tigres arremetieron nuevamente fabricando tres carreras, para alejarse con ventaja de 5-1. Hits seguidos de Marval y Vásquez, roletazo de Montiel fildeado brillantemente por el cuestionado Hernández en tercera, moviendo a los corredores, y base intencional a Yosmani Guerra, cargaron los costales, para el hit empujador de una carrera disparado por Leonardo Ortiz, y otro de Norlando Valle empujador de dos. Esa ofensiva provocó una ampliación tranquilizante, pese a lo temprano del juego. El Tobis no supo sacarle provecho a otro momento vacilante de Marcos Frías en el inicio del cuarto, cuando con bases llenas sin out, solo pudo anotar una carrera para recortar discretamente 5-2.

Se escapan tigres

Un buen disparo de Valle desde el jardín central, combinado con la pesadez del corredor Aldazabal, facilitó un out en el plato con dos outs en el inicio del quinto, frustrando el intento azteca de acercarse un poco más contra el incierto Frías, que mantenía al manager Picota preocupado. El zarpazo mata ilusiones de resurgimiento que desangró al equipo mexicano, fue el jonrón de dos carreras conectado por el joven receptor Leonardo Ortiz en el cierre del quinto, con Edgar Montiel circulando por doblete. Ortiz que solo tomó 42 turnos con el Chinandega en la temporada regular apuntándose un vuelacerca está continuando el crecimiento mostrado en el Play Off y la Final, contra el Boer y el Rivas. Perdiendo 7-2, las esperanzas del Tobis se veían demolidas.

Un jonrón de Edgard Montiel estiró la ventaja 8-2, pero en el inicio del séptimo, un roletazo de Aldazabal empujó a Daniel Sánchez con la tercera carrera del Tobis, sin tiempo para reactivar sus posibilidades. Por si las moscas como decía mi abuelo, un triple de Jamar Walton remolcador de dos carreras en el cierre del séptimo, estableció el 10-3 lapidario, inutilizando el jonrón de Aldazabal con uno a bordo, sellando el 10-5. El zurdo Raúl Ruiz está anunciado para abrir hoy contra Panamá.