•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los Tigres de Chinandega le dieron a Leonardo Ortiz la oportunidad de seguirse construyendo como receptor y él se encargó de aprovecharla al máximo. Resolvió en la temporada regular de la Liga Profesional, se fajó en la serie de playoffs y certificó su crecimiento en la serie final. Anoche, en el debut de su equipo en la Serie Latinoamericana, el prospecto de los Rojos de Cincinnati volvió a demostrar su talento tras el plato y además exhibió su avance en materia de bateo, pues conectó un jonrón y remolcó tres carreras. 

Experiencia enriquecedora. “Cuando los Tigres me dijeron de la oportunidad de jugar con ellos en la Liga Profesional, lo único que hice fue proponerme el objetivo de hacer el mejor trabajo posible y gracias a Dios pude lograrlo”, dijo el pelotero, añadiendo que “lo más importante que conseguí en esta temporada fue la experiencia, pues aprendí mucho de mis compañeros y esto me permitió crecer como receptor y bateador”.

Espino le ayudó mucho. Del gran momento que está viviendo, Ortiz destaca su mejoría como bateador y reconoce que durante su estancia con los Tigres, el otrora destacadísimo pelotero y ahora entrenador de bateo, Roberto “El Bobby” Espino, le ayudó mucho. “él siempre estuvo a mi lado corrigiéndome los errores que cometía a la hora de batear, de su experiencia aprendí mucho”, dijo el pelotero.

A la expectativa. Firmado por los Rojos de Cincinnati, Ortiz acumula tres años consecutivos en la Liga de República Dominicana y aún no sabe si para la temporada que se aproxima su organización lo mantendrá en el mismo nivel o lo enviará a los Estados Unidos, lo cual sería un logro significativo. 

Ortiz disparó un jonrón anoche ante los Tobis de México.

Un gran chance. En el mes de octubre, Nicaragua será sede del Mundial sub-23, un evento para el cual Leonardo Ortiz, un chavalo de 20 años, ya se perfila como fuerte candidato para ser el titular en la receptoría, pues con lo que ha demostrado esta campaña en la profesional, se ha ganado a pulso la oportunidad de ser convocado. Claro, será importante que se mantenga al mismo nivel con su organización.