•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La selección masculina de baloncesto sobre silla de ruedas de Nicaragua alcanzó ayer la final del torneo en los II Juegos Paracentroamericanos, Managua 2018, venciendo al combinado de Guatemala 67-39. Los nicas llegan invictos a la final que jugarán hoy ante El Salvador (que venció a Costa Rica en la otra semifinal 54-42), rival al que ya enfrentó en ronda regular y que dio dura batalla al combinado Azul y Blanco.

Por Nicaragua destacó Richard Hodgson como máximo anotador con 20 puntos, seguido de  Arón Cruz, quien anotó 18; mientras que Ariel Calderón y Carlos Alegría sumaron 10 puntos cada uno. Los nicas fueron contundentes desde el inicio del encuentro, tanto a la ofensiva como defensivamente, obligando a Guatemala a buscar tiros desde media distancia que en la mayoría de ocasiones terminaban lejos del aro o rebotando en el tablero, situación que fue aprovechada por los nicas para buscar contragolpes y sacar los puntos.

Poco a poco los nicas se fueron despegando en el marcador, pese a la marca férrea de los guatemaltecos, aunque muchas terminaban en faltas a favor de los pinoleros. Los últimos minutos del partido, el dominio de los nicas fue aplastante llegándose a despegar por más de 20 puntos de Guatemala, que al final no fue rival para la tropa nacional que venció y logró el pasaporte para pelear el oro en un desafío que se celebrará hoy a las 12:00 m. en el Polideportivo España.

Bronce merecido

Por su parte, la selección femenina de basquetbol en silla de ruedas de Nicaragua venció ayer al combinado de Honduras 7-0, para quedarse con la medalla de bronce en los Juegos Paracentroamericanos, Managua 2018. Las pinoleras se encontraron con un rival que llegó a vender cara su derrota, con marcas férreas y un juego colectivo más ordenado que el mostrado en otras ocasiones.

Las pinoleras consiguieron rápidamente adelantarse en el marcador por una jugada entre Cándida Reyes, la capitana, quien asistió a Keren Romero y esta puso el primer punto para las nicas. Luego, aparecería la jugadora más destacable del combinado pinolero, Cándida Reyes, anotando dos puntos más para despegarse en el marcador y al término del primer período, Meybell Contreras puso el cuarto y último punto para Nicaragua que se fue al descanso ganando 4-0.

Tras la pausa, Honduras salió más agresivo, peleando con mayor agresividad los balones, pero las nicaragüenses no cayeron en su juego y aprovecharon par de pérdidas de balón de parte de las catrachas para que Meybell Contreras y Cándida Reyes pusieran par de puntos más para Nicaragua que pasaba a ganar 6-0.

Con el juego prácticamente sentenciado, las pinoleras se dedicaron a ensayar tiros desde lejos y jugadas colectivas, las hondureñas intentaron reaccionar en par de momentos, pero carecieron de puntería frente al aro. En cambio, en un contragolpe nica, Cándida anotó el séptimo punto para sentenciar el partido 7-0.