•  |
  •  |
  • END

ARLINGTON, Texas, EU / ESPN

Ian Kinsler bateó de 6-6 y coronó su actuación con el ciclo, al tiempo que los Vigilantes de Texas humillaron 19x6 el miércoles a los Orioles de Baltimore para dejar atrás cinco tropiezos seguidos.

Kinsler se erigió en el cuarto pelotero en la historia de los Vigilantes que se apunta el ciclo cuando pegó un triple en la sexta entrada. Con su doblete productor en la octava, se convirtió en el segundo jugador de la franquicia con seis imparables en un partido. Luego anotó su quinta carrera, con la cual empató otra marca del equipo.

El dominicano Nelson Cruz empató el liderato de jonrones en la Liga Americana con su quinto cuadrangular, un grand slam contra su compatriota Radhames Liz. El batazo significó la mitad de las ocho carreras sucias que Texas anotó en el cuarto capítulo, cuando Kinsler pegó dos sencillos.

Kinsler abrió la primera entrada con un doble, y en la tercera conectó su tercer vuelacercas de la temporada.

Kris Benson (1-1), que no jugó las dos campañas anteriores por una cirugía para reconstituir un desgarre en el manguito rotador derecho, no había ganado desde el 21 de septiembre de 2006, cuando lanzó para Baltimore contra Detroit. El derecho permitió cuatro carreras en seis entradas.

El ciclo de Kinsler fue el primero de los Rangers desde la proeza de Gary Matthews Jr., en Detroit el 13 de septiembre del 2006.

Kinsler fue el segundo jugador en la recién comenzada temporada de las Grandes Ligas en conectar para la difícil hazaña del ciclo, ya que el lunes Orlando Hudson, de los Dodgers de Los Ángeles, había bateado la escalera en una victoria de su equipo sobre los Gigantes de San Francisco 11x1.


No disfrutó el histórico jonrón

NUEVA YORK

Aunque el suyo fue el primer cuadrangular en el nuevo Yankee Stadium, el receptor puertorriqueño Jorge Posada lo despachó como uno más por una sencilla razón: los neoyorquinos no ganaron el partido.

Los Indios de Cleveland amargaron el día de apertura derrotando a los Yanquis 10x2, ante 48,271 almas.

“No me di cuenta. Me lo dijeron cuando regresé al dugout”, dijo Posada. “Sí, me sentí bien por el apoyo cuando salí a saludar a los fanáticos”.

El cuadrangular de Posada fue el No. 223 de su carrera, que lo coloca en la octava posición entre los toleteros Yanquis.