•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un acto de amor se vio ayer previo al partido de la final de basquetbol en silla de ruedas de los II Juegos Paracentroamericanos, Managua 2018, cuando el jugador de la selección de Nicaragua, Nelson Ramírez, preparó junto a sus compañeros, una sorpresa para su esposa Johanna López. Y es que el jugador número 14 de la tropa pinolera, le pidió renovar sus votos matrimoniales a su esposa de hace 15 años.

El Polideportivo España fue el escenario de este detalle de amor que todos los presentes aplaudieron al escuchar la respuesta positiva de López, quien agradeció con un beso la proposición de su marido. Según cuenta Nelson Ramírez, hace 15 años, él y su esposa decidieron unir sus vidas por la vía civil aunque nunca lo hicieron por la iglesia.

“Yo pensé: qué mejor escenario para renovar mis votos matrimoniales con mi esposa que la final más importante que he jugado en mi vida, donde estoy a punto a disputar una medalla de oro, en el deporte que más adoro. Nunca nos casamos por la iglesia, solo por civil, así que ahora quiero estar casado con ella ante los ojos de Dios”, afirmó Ramírez.

La pareja que procreó un niño de 11 años, ahora tiene doble celebración: la obtención de la medalla de oro en basquetbol en silla de ruedas y la renovación de sus votos matrimoniales. La pareja cuenta que salir adelante no ha sido fácil, ya que el atleta ha tenido que adaptarse a estar en una silla de ruedas desde hace más de nueve años, cuando Ramírez sufrió un accidente. “El basquetbol es mi mejor terapia, desde que juego me he adaptado a esta nueva vida y eso ha sido muy importante para nosotros”, finalizó Ramírez. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus