•  |
  •  |
  • END

Esta tarde Carlos “Rapidito” Rueda tendrá frente a frente a su rival, el experimentado mexicano Gerson Guerrero, en el pesaje oficial para la velada que organiza mañana Pinolero Boxing en el gimnasio “Alexis Argüello”.

El nica ha sembrado una gran expectativa por esta pelea, no sólo por su pronóstico de noquear a un boxeador que será de enorme exigencia. Las mejores expectativas para este combate son los antecedentes inmediatos del pinolero, en los que ha dejado a dos mexicanos besando la lona con nocauts impactantes en el propio terreno de sus rivales.

“He demostrado que puedo ganar en cualquier lugar, incluso en México, donde es muy difícil hacerlo. Pero sé también que debo aprender mucho para soñar con un título. Sin embargo, sé que con mi disciplina, dentro y fuera del ring, puedo aspirar a llegar lejos”, explica Rueda, quien debe marcar hoy 115 libras en la báscula.

“Después de esta pelea quiero enfrentarme a lo mejor de Nicaragua. Me gustaría que me dieran un chance de pelear con Evert Briceño, sé que puedo ganarle y quiero demostrarlo. También a Yáder Escobar, y creo que en un combate con Román ‘Chocolatito’ González, a quien lo respeto mucho, puedo vencerlo en un futuro cercano”, agregó Carlos.

“Román es un gran boxeador, pero sólo contra los buenos es que uno demuestra lo bueno que es. Siento que soy bueno golpeando hacia adelante, aguanto, soy rápido, tengo pegada, lo único que creo que me hace falta es experiencia, y eso me gustaría acumular antes de medirme al ‘Chocolate’”, comentó.

Guerrero, con 33 triunfos en su carrera, será una prueba de fuego para Rueda, quien espera acumular más rounds antes de buscar un chance de campeonato mundial en las 112 libras.

“En una oportunidad por título sueño con enfrentarme a Jorge ‘Travieso’ Arce en 112, soy un guerrero igual que él, peleó con ganas como muy pocos y con una excelente preparación puedo derrotarlo, ojalá se diera”, concluyó.