•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Cuenta Cristofer González (26-3, 17 nocauts) que cuando enfrentó por primera vez a Eliecer Quezada (21-7-3, 8 nocauts), en marzo del 2017, estaba pasando por problemas personales muy difíciles. Su mente no estaba enfocada totalmente, aun así, el muchacho supo evitar que esas circunstancias le afectaran en el ring, derrotando a su rival por decisión dividida en una tórrida batalla eriza pelos, que al final les garantizó el premio de combate del año, según la Comisión Nicaragüense de Boxeo Profesional (Conibop).

El destino les ha vuelto a poner una fecha para que suban al cuadrilátero y saquen chispas. Será el 23 de febrero, en Matagalpa, donde Nica Boxing montará un evento con Byron “El Gallito” Rojas como estelar, peleando ante su afición. Cristofer y Eliecer viven contextos muy distintos. Mientras el primo de González acumula una racha de tres victorias consecutivas, siendo campeón latino e internacional del CMB, Quezada viene de ser noqueado por Paddy Barnes en Irlanda del Norte.

Cristofer defenderá su cetro internacional ante Quezada, urgido de un triunfo que revitalice su carrera, golpeada estrepitosamente tras esa derrota ante Barnes. “Espero brindar una gran presentación otra vez”, dijo González, quien espera ganar por nocaut, simplificando la pelea de forma más sencilla y así continuar con su camino en busca de un campeonato mundial. 

González es mejor 

Y es que Cristofer tiene argumentos sólidos para imaginar que puede ganar por la vía rápida. El muchacho ha mostrado un crecimiento tangible boxísticamente desde el anexo de Wilmer Hernández al equipo de entrenadores que encabeza Roger González. Hernández le ha imprimido mayores condiciones físicas y velocidad en sus combinaciones. 

“Puede ser más sencillo resolver esta pelea, ahora estoy rápido en movimientos, soy un Cristofer diferente. En aquel momento que lo enfrenté estaba pasando por algunos momentos difíciles, ahora es todo lo contrario, me siento tranquilo. He mejorado muchísimo técnicamente, tengo muchas más ventajas. El objetivo es noquear, me lo estoy proponiendo, creo que puede darse en el séptimo round”, agregó González, originario de la colonia Nicarao, en Managua. 

Cristofer señaló que no tiene prisa por disputar un campeonato. “Ya estamos a un paso de pelear título mundial, solo me queda esperar, soy el número 3 del mundo en el CMB. Lo que me queda es prepararme al máximo, este año tengo que aprovecharlo, estoy apto para una pelea de campeonato”.


Fuera del entarimado, Cristofer decidió emprender un negocio junto a su novia, el cual le está generando ganancias. “Tengo un negocio en Laureles Sur, tenemos el local allí, vendemos pollo. La meta de nosotros es ir poniendo negocios, todo eso es gracias a mi novia, ella fue la de la idea. Eso me ha hecho cambiar mi manera de pensar. Mi familia, mi mamá, siguen siendo el motor de motivación en mi vida para ser campeón”, finalizó.