•   París, Francia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Adiós a las modelos sobre el asfalto de los circuitos. El nuevo propietario de la Fórmula 1, Liberty Media, anunció este miércoles el fin de la tradicional presencia de estas jóvenes, elegidas por su físico, para indicar el emplazamiento de los monoplazas.

Esta pequeña revolución en el ceremonial de la Fórmula 1 será efectiva desde el primer gran premio de la temporada 2018, en Australia a finales de marzo y se aplicará a todas las categorías en liza durante los fines de semana de Gran Premio.

Liberty Media, al mando desde enero de 2017, estima que esta tradición "no corresponde a los valores defendidos por nuestra marca y está claramente en contradicción con las normas sociales actuales", explicó en un comunicado el director comercial de la Fórmula 1, Sean Bratches, en un comunicado.

"No pensamos que esta tradición sea apropiada o de acuerdo con la Fórmula 1 y sus aficionados", añadió.

La categoría reina del automovilismo, que trata de reinventarse bajo el impulso de su nuevo propietario norteamericano para dar más protagonismo al divertimento, compensará la falta de estas chicas con la presencia de invitados de marcas, artistas, tradiciones y productos locales, indicaron sus dirigentes.

Esta decisión se produce tras la aparición del movimiento #MeToo (#YoTambién) por el que mujeres de todo el mundo denuncian la violencia sexista y pocos días después de que la organización profesional de dardos en el Reino Unido decidiera asimismo desprenderse de sus azafatas.

Objeto sexual o publicitario

"Gracias a la Fórmula 1 por haber decidido acabar de utilizar a las 'Grid Girls'. Otro deporte hace una clara elección en cuanto a lo que desea representar", se felicitó la asociación británica de promoción del deporte femenino Women's Sport Trust.

"Las marcas sienten que hay algo que está cambiando", analizó por su parte Fatima Benomar, cofundadora del movimiento femininsta y LGBT francés Les Effrontées, preguntada por la AFP.

"Ciertos universos masculinos como el del deporte o el del automóvil han tenido por costumbre utilizar a las mujeres para dar valor a sus productos", lamentó Benomar.

"Hay que acabar con estas prácticas que reducen a la mujer a un objeto sexual o publicitario", añadió.

Por parte de los pilotos o del gran público, las reacciones no son unánimes. Este miércoles por la tarde, más del 70% de los sondeados en la web del grupo de comunicación Sky Sports lamentaba la decisión.

"Podéis decir que soy anticuado pero para mí las 'Grid Girls' forman parte del espectáculo tanto como los coches, las escuderías y los pilotos", reaccionó en Twitter el piloto alemán de la Fórmula E Maro Engel.

"Estoy a favor de que los pilotos/equipos decidan si quieren que mujeres, hombres o niños estén en las parrillas de salida", dijo por su parte el piloto brasileño de Fórmula 1 Lucas di Grassi.

Otros pilotos de la Fórmula 1 como el holandés Max Verstappen (Red Bull) o el alemán Nico Hulkenberg (Renault) se habían mostrado en las últimas semanas defensores de la presencia femenina. El germano llegó a decir incluso que "sería una pena privarnos se este placer visual".

Su compatriota Sebastian Vettel (Ferrari) criticó que en el Gran Premio de Mónaco de 2015 las azafatas fueran sustituidas por hombres. "¿Qué interés tiene llegar a aparcar detrás de George o Dave?", dijo.

La cuestión de mantener a estas chicas que llevan paraguas o paneles indicando el número de los pilotos había sido lanzada por los nuevos propietarios de la F1 hace algunas semanas.

El director deportivo, Ross Brawn, había indicado en una entrevista a la BBC en diciembre de 2017 que el tema estaba "seriamente en estudio".

"Muchas personas quieren respetar la tradición de la 'Grid Girls' y otras no", había dicho. La decisión se ha tomado ahora y ganó la segunda opción.