•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Leganés mantiene vivo su sueño copero tras empatar 1-1 en su campo con el Sevilla este miércoles en la ida de las semifinales de la Copa del Rey.

El colombiano Luis Muriel adelantó al Sevilla con un disparo cruzado (21), antes de que el griego Dimitrios Siovas hiciera el empate de cabeza (56).

El ‘matagigantes’ Leganés, que llegó a su primera semifinal de Copa tras apear en cuartos al Real Madrid, sigue muy vivo en la pelea por llegar a la final tras contener a otro grande de la Liga española.

“En la primera parte podríamos haber marcado algún gol más”, afirmó el técnico sevillista, el italiano Vincenzo Montella, tras el partido, añadiendo que “en la segunda parte después del empate ha sido un poco complicado”.

“Para nosotros no es mal resultado”, dijo el técnico del Leganés, Asier Garitano, a la televisión Gol TV. 

“Hemos apretado los dientes, hemos aguantado a un gran equipo y con este resultado iremos a Sevilla a intentar pasar”, agregó.

El Sevilla toma el control 

El ‘Lega’ sufrió en la primera parte, antes de dar un paso adelante en la segunda. En los primeros 45 minutos, los locales tuvieron problemas para salir de su campo ante un Sevilla que tuvo el control del juego y que presionaba para recuperar rápido cuando no tenía el balón.

Apenas había empezado a rodar el balón cuando el portero argentino del Leganés Nereo Champagne metió una mano providencial para evitar que rematara de cabeza su compatriota del Sevilla, Gabriel Mercado (4).

Champagne fue el auténtico héroe de su equipo este miércoles, impidiendo con sus intervenciones una derrota mayor y manteniendo vivo al equipo pepinero en la eliminatoria.

Al cuarto de hora, Muriel avisaba con un disparo interceptado por Gerard Gumbau, antes de ver puerta cinco minutos después.

El colombiano aprovechó un pase hacia la derecha de Sarabia para escorarse y soltar un disparo cruzado, que se coló en la portería tras rebotar en el segundo palo (21).

El ‘Lega’ reacciona 

A la vuelta del descanso, el Leganés salió con más intensidad en busca de un rápido gol que le permitiera equilibrar el partido.

El ‘Lega’ presionaba muy arriba al Sevilla, que dio un paso atrás y no se mostraba tan dominador como en la primera parte.

El trabajo de los locales obtuvo su premio cuando en el 56, tras el saque de un córner, el balón salió hacia arriba y en su caída el portero Sergio Rico sale mal y no puede impedir que Siovas cabecee casi sin querer al fondo de las mallas sevillistas.

El gol fue un auténtico mazazo para el Sevilla, que se quedó a la defensiva buscando sus oportunidades en salidas al contraataque durante unos minutos.

Poco a poco, el Sevilla se fue rehaciendo y volvió a recuperar el control del encuentro, pero ya no llegaba tan fácilmente ante un Leganés mejor plantado en el terreno de juego.