•   España  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Barcelona y Valencia inician en el Camp Nou su pulso en una de las semifinales para llegar a la final de la Copa del Rey, que en el caso de los azulgrana sería la número cuarenta, y en el de los valencianistas, la diecisiete.

El Barcelona es el vigente campeón del torneo y lo defiende por tercera vez de forma consecutiva, pero en el emparejamiento contra el Valencia el favoritismo se iguala, debido a la importancia de la ronda y al momento de los dos equipos.

Ya quedó demostrada esta igualdad en el partido de Liga que ambos empataron en Mestalla a finales de noviembre (1-1), cuando el Valencia se mostró como uno de los pocos equipos que este curso ha sabido neutralizar a los culés.

Entonces, además de la igualdad, sobresalió el gol no concedido al Barcelona en un fuerte disparo de Messi que se coló por debajo de las pies de Neto y, en el que a pesar de entrar el balón medio metro, Iglesias Villanueva dejó seguir la jugada.

El Barsa está en un buen momento de resultados, aunque en los cuatro últimos partidos (dos de la Copa, contra el Espanyol, y dos en la Liga, frente al Betis y contra el Alavés en la Liga) solo manifestó su potencial en Sevilla.

Además, desearía que esta eliminatoria se resolviese como en la campaña 2015-16, cuando en la misma ronda el equipo catalán encarriló las semifinales con un 7-0 en el Camp Nou, que se cerró con un 1-1 en Mestalla.

Ahora, el futbol del Barsa, a pesar del buen momento de Messi y la entrada de Coutinho en el grupo, no parece atravesar por su mejor momento.

Con lo mejor

A pesar de la importancia del partido de Liga con el Espanyol y tras los problemas ante el Alavés con dos nuevos carrileros (Semedo y Digne), es posible que Ernesto Valverde apueste por un equipo de titulares para afianzar las semifinales, que por dar descanso a algunos de ellos para el partido contra el Espanyol dada la cómoda ventaja del Barsa en la Liga.

El Valencia viaja con el objetivo de regresar con opciones de dar la sorpresa en el partido de vuelta de la próxima semana en Mestalla.

Desde el principio, el Valencia ha dado como favorito al catalán y su técnico, Marcelino García Toral, aseguró tras el sorteo que era el rival más complicado que podía haberles tocado.

El conjunto valenciano afronta este choque tras haber compaginado en las últimas semanas su trayectoria en la Copa con la de la Liga, aunque a costa de haber perdido algo de fuelle en esta última competición.

El pasado sábado cayó por un claro 1-4 en la visita del Real Madrid a Mestalla, en la que fue su tercera derrota seguida, pues antes había caído en el campo de la UD Las Palmas, el colista, y también en el del Alavés en el choque de vuelta de los cuartos de final.