•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Preparado. El boxeador nicaragüense Alexander “Supernova” Espinoza intentará hoy derrotar a su primer rival, la báscula, previo al enfrentamiento que sostendrá este sábado ante el ruso Mikhail Aloyan, en Sochi, donde el pinolero expondrá su invicto ante un rival que tampoco conoce la derrota en tres enfrentamientos y que se ha convertido en un verdugo de peleadores pinoleros. La ceremonia de pesaje iniciará a las 7:30 a.m., hora de Nicaragua. 

Primer reto. La promotora Pinolero Mortal Kombat tendrá también su ceremonia de pesaje antes de la velada de artes marciales mixtas (AMM), que tiene contemplada a celebrar este sábado en el gimnasio Nicarao en Managua. Steven Tercero y Julio Mejía serán los protagonistas del duelo estelar en una velada que promete mucha acción, sudor y sangre.

No peleará. Robin Zamora estaba programado para ver acción en el cartel boxístico del próximo 10 de febrero en el gimnasio Nicarao, no obstante, en una decisión consensuada con su promotor, Marcelo Sánchez, optaron porque el púgil no subiera al ring y mejor emprendiera el vuelo a Panamá el 12 de este mes, donde entrenará durante 90 días con Rigoberto Garibaldi. También se conoció que Zamora rechazó un combate en México, pues la bolsa no cumplía sus expectativas.

Sigue la inestabilidad. Melvin López, el prospecto de brillantez cegadora durante su estadía en el boxeo amateur, decidió dar el salto a las 118 libras. Los interminables problemas de peso han provocado que escoja una nueva categoría. Esta sería la quinta vez que asciende. Él comenzó en 108, allí tuvo dificultades, después decidió irse a las 112, ocurrió algo similar. La historia se repitió en 115 y recientemente, antes de pelear con el mexicano Aramis Solís, no pudo marcar 118, llegando a la ceremonia de pesaje en 123.

La inestabilidad continúa en el andar de López por el boxeo profesional. Es difícil entender el porqué de tantos problemas de peso y la dificultad para quedarse definitivamente en una categoría.