•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Confirmado el chinandegano Marlon Chavarría como su próximo rival, el excampeón mundial Byron “El Gallito” Rojas, es consciente que necesita dejar una excelente impresión antes de enfrentar al tailandés CP Freshmart por el título 105 libras de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), combate que posiblemente se celebre en junio o julio próximo. 

En su último duelo contra Byron “Sambita” Castellón, Byron se adjudicó el triunfo con sufrimiento, por decisión dividida. Un suspiro más y el excampeón pierde contra un rival que en teoría no tiene un gran nombre pero que comúnmente suele vender cara sus derrotas. Aun así, Rojas debía ganar con más claridad. “Tengo que mejorar, lucir mejor contra Chavarría, leí unas declaraciones de Renzo Bagnariol, vicepresidente de la AMB, eso me preocupó un poco, tomé el lado positivo y debo mostrarme de una mejor manera”, señaló el boxeador matagalpino.

Inicialmente, Nica Boxing, empresa que promueve al “Gallito” tenía contemplado montar el evento en el departamento donde nació el excampeón, pero hubo cambio de planes. “No pudimos concretar la velada para Matagalpa, iremos a Chinandega el próximo 23 de febrero”, dijo Osuna, quien este viernes recibió el premio de promotor del año según la Comisión Nicaragüense de Boxeo Profesional (Conibop). Este será el primer combate del “Gallito” en el 2018.

Poco peligroso

¿Quién es Chavarría? El chinandegano es un peleador de 32 años que ha peleado prácticamente con los mejores 105 libras del país pero sin conseguir una victoria importante. Perdió ante púgiles como Julio Mendoza, Omar Ortiz, Nerys Espinoza, Yader Escobar, entre otros. No debería de representar un peligro para Byron, de manera que el excampeón del mundo está obligado a ganar, gustar y noquear.

En la velada del 23 de febrero también verá acción el campeón internacional 112 libras del CMB, Cristofer González enfrentándose a Eliecer Quezada. Ambos fueron los protagonistas del combate del año 2017.