•   Madrid, España  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El Barcelona, líder destacado del campeonato español, empató 1-1 en el campo del Espanyol prácticamente sobre la campana con un gol de Gerard Piqué, este domingo en la 22ª jornada, en un derbi de la capital catalana de gran tensión y jugado bajo la lluvia.

Gerard Moreno adelantó al Espanyol al rematar de cabeza un centro desde la derecha (65), antes de que Piqué hiciera el 1-1 en otro remate de cabeza (82).

El Barcelona de Ernesto Valverde se convirtió, tras este empate, en el primero de la historia del club en permanecer 22 jornadas de liga invicto, superando las 21 de Pep Guardiola.

El partido se tensó con rifirrafes entre jugadores tras el empate del central barcelonista, blanco este domingo de los pitos del público 'perico' que consideró despreciativas unas declaraciones de Piqué.

Sorprendió el técnico azulgrana Ernesto Valverde al dejar fuera del once titular a Leo Messi y Jordi Alba, pensando, probablemente, en el crucial partido de vuelta de semifinales de la Copa del Rey el jueves frente al Valencia.

El agua dificulta el juego

En un campo encharcado por la lluvia, el Barcelona sufrió para hacer su juego ante un Espanyol bien plantado en el terreno de juego, que levantó un muro defensivo y buscaba sus ocasiones al contraataque.

Andrés Iniesta tomó las riendas de su equipo, mientras Philippe Coutinho, titular este domingo, se mostraba en labores más ofensivas.

A los 22 minutos, el fichaje estrella del Barça en este mercado soltaba un disparo desde la frontal buscando la escuadra rival que ese estrellaba en el larguero.

Poco tardó en responder el Espanyol con un disparo lejano de Leo Baptistao que detuvo en dos tiempos Mar André Ter Stegen (27).

El brasileño, referente atacante del Espanyol, remató poco después alto un centro desde la izquierda (34).

Fueron las únicas ocasiones de una primera parte en la que ambos equipos fueron decayendo a medida que el agua iba haciendo más pesado el terreno.

El delantero brasileño del Espanyol Leo Baptistao. EFE/END

Tras el descanso, Valverde se decidió a dar entrada a Leo Messi y Sergi Roberto por Paco Alcácer y Semedo para dar más mordiente a su equipo, especialmente por la bandas.

Luis Suárez estuvo a punto de desequilibrar con un disparo cruzado que detuvo Diego López (61), pero el gol cayó de lado contario.

Sergio García se fue por la derecha tras una recuperación de balón y soltó un centro al área donde apareció Gerard Moreno para cabecear a las redes barcelonistas (65).

Piqué agua la fiesta 'perica'

Con el gol a favor y un campo encharcado que impedía al Barcelona hacer su juego de toque, parecía que el Espanyol podría llevarse infligir al Barça su segunda derrota de la temporada.

Pero, entonces Messi sacó una falta desde la derecha al área donde se elevó Piqué para cabecear y hacer el 1-1 (82).

El centrocampista del FC BArcelona Andrés Iniesta (d) y el centrocampsista del Espanyol ESteban Granero. EFE/END

El gol cayó como un jarro de agua fría sobre los 'pericos' que en los últimos diez minutos aún intentaron levantar el resultado, sin suerte.

"Tengo la sensación de que hemos perdido dos puntos más que ganar uno", dijo el técnico espanyolista Quique Sánchez-Flores tras el partido a la televisión Bein Sports.

A pesar del empate, el Barcelona sigue firme líder liguero por delante de Valencia y Atlético de Madrid, que disputan este domingo el último partido del día.

En el primer partido del día, el Leganés y el Getafe no lograron pasar del empate 0-0 en el derbi de la periferia madrileña.