•   España  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Clarence Seedorf, nuevo entrenador del Deportivo La Coruña, afirmó ayer en su presentación, que le gusta “coger la papa caliente”, esto supone sentarse en el banquillo de uno de los equipos que ocupan posiciones de descenso en la Liga española y, preguntado por su falta de experiencia, ha puesto el ejemplo de Zinedine Zidane y el Real Madrid.

“El presidente y la gente del club tienen mucha convicción de que hay calidad y es un equipo que puede estar en otras posiciones y yo soy una persona a la que le gusta coger la patata caliente. Es fácil entrar en un sitio donde las cosas ya funcionan. Estoy aquí porque puedo dar algo importante al club y el club a mí”, dijo en rueda de prensa.

Seedorf compareció ante los medios de comunicación en el estadio Riazor, tras firmar el contrato que le vinculará al club hasta el final de la presente temporada y a su lado estuvo el presidente del club gallego, Tino Fernández.

Cuestionado por su escaso bagaje como entrenador después de haber dirigido media temporada al Milán y 13 partidos al Shenzhen, de la segunda división china, puso el ejemplo de Zidane.

“El futbol no está tan fácil para los entrenadores, hay muchísimos y por eso agradezco esta oportunidad. Hay que creer en la gente joven, en la nueva generación. Zidane es un ejemplo. Igual tenía menos experiencia que yo cuando empezaba con el Madrid y mira lo que ha hecho”, comentó.

Además, defendió el “gran trabajo” que hizo con el Milán, al que cogió en enero de 2014: “No era un buen momento y es la vida, no siempre puedes tener suerte ni salen las cosas como uno quiere”.

“Eso es pasado y ahora tengo la oportunidad de demostrar lo que creo que sé hacer bien en una situación en la que, digamos, solo podemos mejorar”, manifestó.

Seedorf se mostró “muy feliz de volver a trabajar en el futbol” y señaló que ha aceptado “una oportunidad en un club con mucha historia” y en una Liga que le lanzó “como jugador a nivel internacional” y que le dio “mucho”.

“Estamos muy motivados. Hemos tenido reuniones esta tarde (ayer) con gente que tiene muchísimas ganas y voluntad de trabajar y mañana (hoy) no veo la hora de encontrarme con el equipo para empezar este camino y salir de esta situación que se va a mejorar”, subrayó.

En su comparecencia habló de la “historia” que tiene el Deportivo, que en la Liga de Campeones de 2004 le eliminó en cuartos de final con un 4-0 en el estadio donde fue presentado como técnico blanquiazul (bromeó cuando se le recordó ese choque), y aseguró que no merece “estar donde está”.

Sobre la situación del equipo en LaLiga Santander, señaló que “la distancia no es tan grande” respecto a los puestos de permanencia y hay “muchos equipos” implicados.

“Tenemos que mirarnos a nosotros mismos, crear una identidad fuerte”, comentó Seedorf, quien hizo hincapié en que él llega “para levantar” a los jugadores anímicamente y pidió el apoyo de esa afición que, cuando él era jugador, creaba un ambiente “difícil” en el estadio de Riazor.