•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Cuando escuchen hablar de la actuación del Real Estelí en un partido de baloncesto, no crean que se trata de un error, sino del nuevo equipo de básquet que competirá en la venidera Liga Superior de Baloncesto de Nicaragua, que pertenece a la institución norteña y que ha establecido una hegemonía en el balompié pinolero en la última década.

El próximo 9 de febrero, el equipo esteliano debutará en el torneo contra los Leones de Managua, en el moderno Polideportivo Alexis Argüello, que fue inaugurado durante los pasados Juegos Deportivos Centroamericanos, Managua 2017. Así lo anunció Moisés Gómez, vicepresidente de la Federación Nicaragüense de Baloncesto (Fenibal), en conferencia de prensa.

“La Liga Superior de Baloncesto en Nicaragua se estará jugando los viernes, sábados y domingos. Invitamos a la fanaticada amante de este deporte y a las familias nicaragüenses a disfrutar de este evento, tuvimos una gran experiencia en los Juegos Centroamericanos y queremos seguir creciendo. Será un torneo de buen nivel”, declaró Gómez.

Noel McKenzie, Serbio Abea y Jensen Campbell son algunas de los principales elementos que figuran en el equipo rojiblanco, que apuesta a consagrarse desde su estreno en el torneo. Los anteriores estarán bajo las órdenes del entrenador Juan Mendieta, mismo que será asistido por Paul Escorcia.

La Liga Superior, que durará tres meses y cuya final se disputará el próximo 16 de mayo, contará además con los equipos Costa Caribe, Toros de Matagalpa, Jass y “Las Brumas” de Jinotega. Cada conjunto tendrá la oportunidad de reforzarse con tres jugadores foráneos, como máximo, según detalló Noel González, coordinador del certamen.

“Los partidos se disputarán en cuatro departamentos del país: Estelí, Matagalpa, Jinotega y Managua”, añadió González, quien a su vez aclaró que cuando sea necesario el equipo de la Costa, los Leones y los Jazz serán locales en el Polideportivo Alexis Argüello.

Un enorme reto

Consultado sobre cuáles son sus expectativas al pertenecer a un equipo cuyo nombre es sinónimo de calidad, como lo es el Real Estelí, McKenzie admitió que “es un enorme reto representar a este equipo, pero estoy motivado con la idea de hacer grandes cosas, conseguir títulos y sumar, que es para lo que me contrataron”, dijo. 

Y es que McKenzie pertenece al selecto grupo de jugadores nicaragüenses que están considerados como los mejores de la historia de este deporte a nivel casero. Ha sido seleccionado nacional en varias ocasiones en su larga y brillante carrera y su aporte ha sido sustancial, como en los pasados Juegos Centroamericanos, en los que Nicaragua consiguió la medalla de plata, tras caer en la final ante Panamá.