•  |
  •  |
  • END

Walter Ferreti ha pasado como ha podido los obstáculos que hasta ahora le ha puesto el Torneo Clausura. A veces saltó las vallas con holgura, pero en esta hexagonal no ha sido claro, quedando por el piso y dando puñetazos en la pista. Han sido estos altibajos los que lo han privado de una lucha más directa por la punta. Y son esos vaivenes de los que intentará alejarse para adentrarse definitivamente en la zona de punta y de semifinales.

No es un dato menor: con ocho tantos, Ferreti es el equipo que más goles recibe (siete) en las tres fechas. Además, apenas gana uno (ante Masatepe 3-2) y empata dos (3-3 con dos hombres más con Diriangén, y 2-2 ante Madriz, también con dos jugadores de ventaja). Cosechó éxitos notorios, como el 4-2 sobre Ocotal, pero también caídas traumáticas, frente a equipos que pelean por la permanencia.

También padeció los sobresaltos por la continuidad de Paciencia Núñez y su posterior renuncia, y se aferró a la dirección de Luis Olivares. El “gordo” ha dirigido los tres desafíos de la hexagonal y ha sufrido mucho en la parte final de los encuentros.

Los movimientos de piezas no le han dado resultado a Olivares, al menos en la cosecha. Si bien el nivel no fue bueno ante Masatepe, Ferreti se impuso por 3-2 y calmó los ánimos. Como puntos favorables quedaron la confirmación del juvenil Juan Barrera y el regreso de César Salandia y Wilber Sánchez a las estadísticas de los goleadores.

Estelí, que perdió 1-0 con Xilotepetl en el Independencia, tendrá a todas sus fieras delirando de rabia por la vergüenza sufrida ante los jinotepinos y con la confianza y el recuerdo que fue en esa cancha del IND donde le ganó el título del Clausura de 2008.

Pese a los altibajos, nadie se rinde en Walter Ferreti, que intentará asentarse justo contra el encumbrado Real Estelí.