•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Club Deportivo Walter Ferretti y la UNAN-Managua, octavo y noveno clasificado del torneo de Clausura de la Liga Primera, con uno y cero puntos, respectivamente, se enfrentarán este sábado en situaciones similares, futbolísticamente hablando, pero con urgencias diferentes en lo que se refiere a objetivos inmediatos.

Por un lado, los rojinegros necesitan borrar la pobre imagen que han mostrado después de las tres primeras jornadas, en las que perdieron dos partidos y empataron uno, sin marcar un solo gol y permitiendo dos. Sin embargo, están con la “tranquilidad” de saber que esta temporada disputarán la Liga Concacaf, por haber ganado el Apertura pasado.

En cambio, los universitarios no solo han perdido sus tres desafíos del actual torneo, también están a un punto de tocar fondo en la tabla general, posición que ahora mismo ocupa el San Francisco FC y que condena al descenso. Por ende, comenzar a sumar de a tres es la prioridad del equipo que dirige el uruguayo Carlos Garabet Avedissian.

¿Qué esperar de dos equipos en estas condiciones? Posiblemente un duelo parejo, la diferencia podría residir en qué club comete menos errores y cuál aprovecha los mismos en virtud de ponerse al frente en la pizarra. En ese sentido, la UNAN dispone de argumentos necesarios para comprometer a la zaga ferretista, así lo han demostrado en los juegos previos, pese a que no han ganado.

Garabet Avedissian anticipó que sus pupilos necesitan cambiar el “chip” a partir de la cuarta jornada, consciente que la mentalidad es quizá el factor que necesitan pulir para que los resultados comiencen a inclinarse a su favor. Del otro lado, los rojinegros han sido superados futbolísticamente en las tres primeras fechas, pues incluso el Chinandega FC pudo quedarse con los tres puntos, de no ser por las acertadas intervenciones del arquero Denis “Pulpo” Espinoza.

UNAN con cierta ventaja

Evidentemente es complejo definir a un favorito cuando a primera vista ambos conjuntos atraviesan un por mal momento, pero en medio de las debilidades que ha expuesto cada uno, queda claro que los académicos están un paso adelante en términos de profundidad, ideas y cuentan con un plantel variado, que les permite realizar más ajustes según lo requiera el encuentro.

Si bien la UNAN no ha conseguido ganar en el Clausura, tampoco se ha visto desproporcionado respecto a sus contrarios. Contra el Real Estelí el club académico estuvo al frente en el marcador, hasta que los norteños reaccionaron y lograron darle vuelta a la pizarra, sin antes pasar muchos apuros. Lo mismo sucedió ante el Chinandega FC en la jornada pasada, en cuyo partido los universitarios dispusieron de mayor cantidad de ocasiones para gol, pero para su infortunio no las concretaron, en cambio los occidentales fueron más efectivos de cara al marco.

El conjunto que dirige el brasileño Flavio Da Silva, en cambio, sufrió en exceso ante el Diriangén en la jornada 3, en un juego cuyo resultado no reflejó el amplio dominio de los Caciques (1-0). Apenas a los 7 minutos de empezado el juego, los rojinegros ya estaban abajo en el marcador y Denis terminó siendo el jugador más incidente del cuadro capitalino con sus atajadas, como en los duelos anteriores.