•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Renacido como el dragón visto en el cierre de la séptima temporada de “Juego de Tronos”, así se mostró Cristiano Ronaldo frente al Real Sociedad marcando tres goles y facilitando una asistencia con milimétrica precisión para el soberbio cabezazo de Lucas Vásquez, en la ruidosa victoria del Real Madrid por 5-2, a pocos días de encontrarse con el París Saint German en la Champions. Mientras el equipo de Zidane exhibía su furia ofensiva realizando un primer tiempo casi perfecto moviendo el balón, ejerciendo presión, apretando el gatillo, sacudiendo las redes y abrumando en todos los sectores, adelantándose 4-0, el Saint Germán, sudando entre dificultades, sin Thiago Motta y Thiago Silva, y también sin el artillero Cavani, Kurzawa y Verratti, que buscan aproximarse a una plena recuperación pensando en el duelo del próximo miércoles, se impuso a un incómodo Toulouse por 1-0 con un gol del as Neymar en el minuto 68, quedando abierto a cuestionamientos.

Soltando las cadenas

No es tan sencillo entrar en conclusiones previas alrededor de estas cifras contrastantes. En el segundo tiempo, con el resultado en el bolsillo, el Real Madrid sin un disparo en contra en los primeros 45 minutos, cedió un poco el terreno y posesión de pelota, soltando las cadenas y permitiéndole al Real Sociedad avances y atrevimientos, que le dieron forma a los goles de Jon Bautista en el minuto 73 y el de Illarramendi en el 82, aprovechando espacios en el área, que no se le pueden proporcionar a la funcional tripleta de Neymar, Cavani y Mbappé. Sin importar las diferencias en las valoraciones de los dos resultados, el nivel de intriga del primer duelo entre estos colosos en los octavos de final de la Champions, permanece intacto sin dar por un hecho que tanto el mejor momento del uno, como ciertas dudas del otro, van a extenderse cuando se encuentren a cara descubierta y con cuchillos entre los dientes el miércolesLa estrella del Real Madrid, Cristiano Ronaldo. AFP/END.

Violento despegue

La multitud en el Bernabéu flotó entre sus reactivadas ilusiones de agregar su Champions número 13, viendo cómo Cristiano se proyectaba hasta el fondo por la izquierda para trazar ese centro hacia la cabeza de Vásquez, quien golpeó con tal precisión el balón, que dejó sin el menor chance al arquero Rulli en el primer minuto. Esa rápida ventaja de 1-0 estremeció hasta las vigas de la “Casa Blanca” y encumbró a la tropa del General Zidane.

En el minuto 26, consecuencia de un intenso asedio, siempre por la izquierda, el centro rasante de Marcelo hacia el corazón del área, encuentra a Cristiano destapado, quien con remate de derecha, de cajón, logra ampliar 2-0. A los 33 minutos, es Kroos quien desde la frontal, con estupendo remate de derecha, clava esa pelota rascando por dentro la escuadra superior izquierda de Rulli, una preciosa estocada y estiramiento 3-0. Para cerrar el primer tiempo, Cristiano otra vez, elevándose majestuosamente para cabecear como con un martillo, ese centro desde la derecha, estableciendo el 4-0.CR7 fue clave para el triunfo de los blancos sobre la Real Sociedad. AFP/END

Cede defensa blanca 

De regreso, el Madrid estuvo manejando con tranquilidad esa ventaja, ocultando un poco su capacidad de agresión. La pizarra no se movió desde el minuto 45 al 73, cuando Jon Bautista encontró una grieta en la defensa blanca y tomó un balón que le llegó limpio, con tiempo y espacio para perforar a Keylor Navas y lograr el primer gol del Real Sociedad, para nada alterador de nervios.

El Madrid se apuró y en el minuto 79, Bale remató por abajo con potencia, Rulli soltó el balón, y ahí estaba la fiera, Cristiano, “olfateando” y disparando para su tercer gol y quinto de la realeza. El Real Sociedad todavía tuvo aliento para el gol de cabeza de Illarramendi, sellando el 5-2, que galvaniza al Real Madrid en las puertas de una batalla crucial con el Saint German, que tiene al planeta futbol girando aceleradamente entre mil encontradas especulaciones y los pelos de punta.