•   París, Francia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El Real Madrid y el París Saint-Germain ganaron el sábado en sus respectivos partidos en el campeonato nacional, justo antes de su esperado pulso del miércoles en la ida de octavos de final de la Liga de Campeones. ¿Llegan los dos preparados a ese partido?

Pese a las buenas vibraciones del 'ensayo general' del sábado, hay dudas que persisten y que harán reflexionar sin duda a Zinedine Zidane y Unai Emery, conscientes de todo lo que se juegan en esta eliminatoria.

En París no gustó la actuación del brasileño Dani Alves el sábado en Toulouse (victoria parisina 1-0), pero Thomas Meunier lleva poco tiempo de juego, por lo que parece una apuesta arriesgada para el Santiago Bernabéu. El argentino Ángel Di María, por su parte, parece en un buen momento, pero el PSG no gastó 180 millones de euros en Kylian Mbappé para dejarle en el banquillo cuando llegan las grandes noches europeas.

Otra de las posiciones que suscitan interrogantes está en el centro del campo, justo delante de la defensa.

Cristiano Ronaldo fue el autor de un triplete ante la Real Sociedad./AFP

Thiago Motta fue ya descartado y las opciones (Lassana Diarra, Giovani Lo Celso, Adrien Rabiot) presentan pros y contras.

"A Diarra le falta ritmo, a Lo Celso le falta experiencia", estimó este domingo el exjugador francés Bixente Lizarazu en el programa 'Téléfoot' de la cadena TF1.

Lizarazu apostó por Rabiot, al que acompañaría en el centro con Marco Verratti y Julian Draxler, ese último en vez de Di María.

"Una vida de estrella del rock"

Lizarazu también apuntó a una posible 'Neymardependencia' del PSG: "Sí, es un riesgo que él quiera ganar el partido él solo".

El exjugador del Athletic y el Bayern de Múnich también puso la lupa en la forma de vida del brasileño, entre su celebración de cumpleaños con invitados 'people', un viaje promocional a Londres o la fotografía del jugador en ropa interior y gorro de Papá Noel en medio de la nieve.

"Tiene una vida de estrella del rock. Es una manera rara de preparar un partido así, ya que todo puede detenerse en el proyecto del PSG en caso de una eliminación en estos octavos ante el Real", avisa el que fuera integrante de la Francia campeona del mundo en 1998.

"Cristiano Ronaldo y Messi no tienen esa forma de vida y han podido mantenerse en un alto nivel", recuerda Lizarazu.

El miércoles se juega en Madrid la ida de octavos ante el París SG.

El propio Cristiano Ronaldo, otro de los protagonistas para el miércoles, firmó un triplete contra la Real Sociedad (5-2) el sábado. El portugués parece recuperar por fin su ritmo tras medio año de dudas: en los últimos cuatro partidos ha logrado 7 goles y 2 asistencias.

"Yo no me arriesgaría a darle por jubilado. Se entrena como si fuera un marine", afirmó el exinternacional argentino Jorge Valdano, en declaraciones emitidas este domingo también en el programa 'Téléfoot'.

¿Desconcentración en defensa?

Para el Real Madrid es clave poder disfrutar de la mejor versión de CR7, pero si en el París Saint-Germain temen un exceso de dependencia respecto a Neymar, a los blancos puede pasarle lo mismo. Con Karim Benzema en un mal momento -fue abucheado el sábado- y Gareth Bale a menudo con problemas físicos, el estado de Cristiano es vital para el Real Madrid.

"Quién sabe si, quizá, con todas las vueltas que le damos, al final todo se reduzca a Cristiano y su estrella encendida y apagada", analiza este domingo el director del diario deportivo As, Alfredo Relaño.

"El problema ahora es que no queda más carta que esa, y que si el Madrid tiene a Cristiano, el PSG tiene a Mbappé, Cavani, Neymar y hasta a Di María por si acaso", advierte.

Pese a las buenas vibraciones del 'ensayo general' del sábado, hay dudas que persisten y que harán reflexionar sin duda a Zinedine Zidane y Unai Emery.

Otro interrogante para Zidane está en la defensa: el Real Madrid ha recibido goles en las siete últimas jornadas de Liga, un total de 12.

Y el miércoles el lateral Dani Carvajal no jugará por suspensión. Será Nacho el que asuma la tarea de no perder de vista a Neymar.