•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un gol de Andrés Vega en las postrimerías del partido, cuando los Caciques del Diriangén se encontraban mermados por la expulsión de Erick Alcázar a diez minutos de finalizar el encuentro, que les complicaba el panorama mientras el Managua FC estaba adelante en la pizarra (2-1), le permitió al conjunto diriambino rescatar un valioso empate, mantenerse invicto y continuar en la segunda posición del torneo de Clausura de la Liga Primera.

Tanto Diriangén como los “Leones Azules” llegaban al desafío entre sí sin conocer aún la derrota y en buen estado de gracia, tras solventar sus primeros tres partidos con pleno de victorias el primero de estos y con dos triunfos y un empate los capitalinos, lo cual auguraba un duelo parejo y sí que lo fue. En la primera parte, pese al ligero dominio del equipo local, los Caciques aprovecharon su primera ocasión clara en ataque y Luis Coronel transformó el 1-0, al minuto 21.

Sin embargo, los dirigidos por Emilio Aburto no se quedaron de brazos cruzados y apenas dos minutos después de estar abajo en la pizarra lograron emparejar las acciones por medio del venezolano Edward Morillo (23’), quien sumó su tercer tanto del Clausura en cuatro partidos. La reacción casi inmediata de los capitalinos les permitió retomar el control de las acciones y dispusieron de algunas ocasiones para gol, que para su infortunio no lograron concretar.

Sí lo hicieron en la segunda parte, esta vez el brasileño Cristiano Fernández aprovechó la fragilidad en defensa de los Caciques, para adelantar a los suyos 2-1 en el minuto 72. El resultado parcial era coherente con el mayor control de los “Leones Azules”, que se vieron con mejores ideas para elaborar jugadas de peligro. El panorama se puso cuesta arriba para el Diriangén no solo por estar abajo en el score, también por la expulsión con roja directa de Erick Alcázar (80’).

Pese a disponer de un jugador más en el campo y de estar al frente en el marcador, los locales no lograron aguantar el resultado, pues en una de las pocas ocasiones claras que generaron los Caciques en la segunda parte, Andrés Vega estableció la paridad (2-2) y rescató el empate para un Diriangén cuya imagen estuvo distante de la que venían mostrando en las primeras tres jornadas. Para fortuna de los dirigidos por Mauricio Cruz, conservaron el invicto y la segunda posición en el Clausura, con 10 puntos, dos menos que el líder Real Estelí. El Managua FC es tercero con 8 unidades.