•   España  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

 La ‘rider’ española Queralt Castellet, que se clasificó para la final de la prueba de halfpipe de snowboard de los Juegos Olímpicos de Pyeongchang-2018, pese a caerse en la segunda manga, advirtió que sigue pensando en medalla y que “la final será otro mundo”.

“Sí, sigo pensando en medalla. La final será otro mundo”, dijo la española, pocos minutos después de caerse en la segunda manga, con lo que solo tuvo una puntuación de 45.5 puntos, pero logró clasificarse con sus 71.5 puntos de la primera, que le colocaron en quinta posición entre las 24 participantes.

La deportista catalana de 28 años decidió arriesgar en esa segunda manga, pero la caída no le impedirá estar en la final de hoy a la que pasaron las doce primeras.

“La verdad es que pasé muchos nervios, sobre todo antes de la primera ronda. Planchar esa primera ronda ha sido un gran alivio, aunque era una ronda que tenia mucho riesgo. No me han dado muchos puntos y ahí estoy en quinta posición. En la segunda no me salieron las cosas. Me caí en el último truco aunque iba muy bien”, explicó.

“Es un truco complicado, donde vengo con bastante velocidad. En los entrenos no me estaba saliendo, por lo que decidimos en ese salto hacer un tres de dificultad en lugar de un siete, pero en la segunda ronda quise arriesgar un poco más, cambiando un cinco por un nueve arriba y el tres por el siete abajo. Y en ese truco salí muy anticipada y no pude plancharlo. Iba con la intención de asegurar dentro de las tres primeras en la final”, señaló.

Ganar a Chloé Kim 

En primera posición quedó el nuevo prodigio de la especialidad, la estadounidense Chloé Kim, de 17 años, de origen surcoreano, con 95.5 puntos.

“Es buenísima, superbuena, pero aún así, la he ganado en diferentes competiciones y estamos ahí. Una vez estás en la final todo cambia, los trucos cambian y la competición cambia. Hoy por ejemplo hay bastante viento, que nos echó a todas un poco para atrás, por lo que decides tirar a trucos mas seguros y limpios, en vez de ir por dificultad”, explicó.

La rider catalana debido a su menuda figura era una a las que más podía afectar el viento. Queralt Castellet, subcampeona mundial de la especialidad en 2015, es una de las tres opciones de medalla española en los Juegos junto a Lucas Eguibar en snowboardcross y Javier Fernández en patinaje.