•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En la esquina de Eliecer Quezada, dirigida por Norberto López, no existe duda de que en marzo del 2017 “El Huracán” sufrió una derrota inmerecida ante Cristofer González por decisión dividida. Por fortuna, la revancha se hizo posible en menos de un año, será el próximo 23 de febrero en Chinandega, donde Quezada tendrá la oportunidad de sacarse la espina, realzando su carrera o de hundirse más en el fondo del pantano de los lamentos, sumando otra derrota.

“Me faltó empuje”, reconoce Quezada cuando se le pregunta sobre ese primer enfrentamiento. Su entrenador Norberto también coincide con él, pero agrega: “necesitó más fortaleza, no obstante hizo lo necesario para merecer el triunfo”. Anuncia López que habrán cambios en el plan estratégico, esta vez van a explotar más los recursos de Eliecer, velocidad y desplazamientos, para en la segunda mitad del combate entrar en el terreno de González que es el boxeo en corto. 

“Esta vez nos vamos a fajar menos, lo que queremos es complicarlo después del quinto round, vamos a boxear más, manejar la distancia haciendo laterales, con muchos desplazamientos y contragolpeando rápidamente. Eliecer es más rápido y se mueve mejor que Cristofer”, dijo el entrenador. 

Además de ser una revancha saca espinas para Eliecer, está el aliciente de que en juego estará el título internacional del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), cinturón que ganó Cristofer en Italia, donde derrotó al local Mohammed Obbadi el 21 de octubre del 2017. 

“Es una pelea dura pero el trabajo se ha hecho en base a eso, tenemos que ganar ese título internacional del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) para meter a Eliecer en el ranking, espero en Dios que Eliecer gane de forma más clara que la vez pasada. La primera pelea fue cerrada pero hicimos los méritos para obtener el triunfo. Hasta el mismo Cristofer dice que no quiere dejar dudas y es que esas dudas no solo las tuvo él, también el público, el que crítico el fallo”, agregó.

Momentos diferentes 

Dice Jorge Valdano que el futbol es un estado de ánimo. Esta frase teórica bien podría aplicarse para el boxeo y contextualizarla al momento que vive Cristofer y Eliecer, los cuales son totalmente distintos. 

Mientras González acumula tres victorias consecutivas, es campeón latino e internacional del CMB, el muchacho de Ciudad Sandino, Quezada, no ha ganado en sus últimos dos enfrentamientos, perdiendo uno por nocaut contra Paddy Barnes en Irlanda del Norte. 

 “Los últimos resultados de Quezada no deben de influir. Para la pelea de Irlanda, Quezada tenía problemas emocionales, económicos, tomó la pelea con poco tiempo. En la derrota contra Cristian Narváez fue despojado, la de Cristofer también era para él, no tuvo suerte con las decisiones de los jueces”, puntualizó.