•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El empate 0-0 en casa contra el Getafe ha puesto sobrealerta a muchos en Barcelona, donde el líder espera ganar mañana en Eibar, en su partido de la 24ª jornada de la Liga española, para evitar que el Atlético de Madrid pueda acercarse más en la clasificación.

Ese tropiezo del pasado fin de semana en el Camp Nou permitió al Atlético recortar su desventaja y ponerse a 7 puntos de la primera posición, una diferencia todavía cómoda para el equipo de Ernesto Valverde, pero sin gran margen para la confianza.

Un nuevo tropiezo sería la peor manera de preparar el importante partido que el Barsa tendrá el martes en Stamford Bridge contra el Chelsea, en la ida de los octavos de final de la Liga de Campeones.

Al empate de Getafe se suma que en la anterior jornada liguera el Barcelona tampoco ganó, ya que empató 1-1 en el campo de su vecino, el Espanyol, por lo que parece urgente que Lionel Messi y compañía consigan el triunfo en Ipurúa ante el séptimo clasificado, que está a apenas un punto de la zona de Europa League.

En caso de que el Barsa no gane en su viaje al País Vasco, el Atlético de Madrid intentará aprovecharlo el domingo en el Metropolitano contra el Athletic de Bilbao.

Tanto Atlético como Athletic llegarán al choque apenas tres días después de haber jugado en la ida de dieciseisavos de final de la Europa League y además fuera de casa, los de Madrid en Copenhague y los bilbaínos en Moscú.

El desgaste físico puede ser por lo tanto un elemento a tener en cuenta en ese encuentro. Entre el segundo puesto del Atlético y el tercero del Valencia hay una diferencia de 9 puntos. El Valencia intentará que no se haga más grande y tiene para ello una visita teóricamente asequible, al colista Málaga.

El Real Madrid, crecido tras su gran triunfo 3-1 ante el París Saint-Germain este miércoles, en la ida de octavos de final de la Champions visitará al Betis (8º) con la vista puesta en conseguir abandonar el cuarto lugar: el Valencia está apenas un punto por delante y el campeón de Europa parece haber despertado, pese a que la pelea por el título todavía parece muy lejana, con el Barcelona con 17 puntos más.

La 24ª jornada de la Liga española empezará hoy con un partido entre el Girona (10º) y el Leganés (12º), dos equipos de la zona media.