•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Dice Francisco “Paco” Valcárcel que los organismos no necesitan a los boxeadores. El presidente de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) no tiene razón, más cuando se trata de una figura como Román “Chocolatito” González, cuatro veces campeón del mundo, una leyenda viviente de las categorías pequeñas y futuro miembro del Salón de la Fama, se tiene que pensar bien lo que se va a opinar, pues esa declaración puede resultar excesivamente altiva. 

Valcárcel compareció ayer ante los medios de comunicación en el nuevo estadio Dennis Martínez, donde brindó detalles sobre la XXXI convención anual que se celebrará en Nicaragua del 29 de octubre al 2 de noviembre. La pregunta clave para el presidente de la OMB tenía como propósito conocer su opinión sobre el “no” del Carlos Blandón, apoderado del “Chocolatito”, a un combate titular contra el filipino Donnie Nietes en el Polideportivo Alexis Argüello en junio. 

El jueves, Carlos Blandón dijo a El Nuevo Diario que había un 0.0% de posibilidad de que su protegido enfrentara a Nietes. Un incómodo Valcárcel respondió ayer que “nadie es imprescindible, solamente Dios”. El regente de la OMB continuó y dijo que “Las oportunidades no son obligadas. Nosotros tenemos como tres o cuatro solicitudes para ese título. Las oportunidades hay que tomarlas, nosotros no necesitamos a nadie, los peleadores necesitan que los organismos le den el chance. Allí está la oportunidad si la quiere”. 

Lea: Valcárcel le responde al apoderado del “Chocolatito”: “Nadie es imprescindible, solo Dios”

Actualmente, Nietes es campeón mundial 112 libras de la Federación Internacional de Boxeo (FIB). El filipino defenderá su título contra el excampeón argentino Juan Carlos Reveco, el 24 de febrero en la denominada cartelera Superfly 2 a realizarse en el Forum de Inglewood, Los Ángeles, California, donde el mexicano Juan Francisco “El Gallo” Estrada intentará arrebatar el cetro del CMB a la bestia tailandesa Sor Rungvisai.Francisco “Paco” Valcárcel, presidente de la OMB. Bismark Picado/END

En referencia a Nietes, el presidente de la OMB dio a entender que el filipino era un rival cómodo para que González recuperase la confianza y regresara al pináculo del boxeo. “El otro peleador (Nietes) está en las mismas condiciones que Román, es un tipo pequeño, igual que él, que va subiendo de categoría, va rumbo a los 40 años (tiene 35), entonces si no considera esta posibilidad por las razones que sea, esto es digno de análisis, yo no alabo ni critico esta decisión”, señaló.

Por su parte, el concertador internacional Ricardo Rizzo no se mordió la lengua al dar su opinión. “Blandón sabe 0.0% de boxeo, él no está viendo por el peleador, si no por el organismo, no sé por qué le debe tanta fidelidad al Consejo Mundial de Boxeo (CMB). Si quiere meter al ‘Chocolatito’ en la velada de “Canelo” y Golovkin el 5 de mayo tiene que enfrentar a un bueno. Román tenía que pelear en Nicaragua para que tome confianza”, puntualizó.