Secciones
Multimedia

Hernández: “El beisbol es más que un juego”

Foto por: EFE / END

“El Duque” Hernández se encuentra en Panamá.

Analiza. El exlanzador de las Grandes Ligas, Orlando Hernández, aseguró que el beisbol es más que un juego, considerando que para destacar en esta disciplina se requiere de una gran capacidad analítica, además del talento.

El exligamayorista y ganador de cuatro series mundiales en el beisbol de las Grandes Liga, Orlando “El Duque” Hernández, manifestó en entrevista con Acan-Efe que el beisbol no es solo un juego, sino que también hay que pensar.

“El beisbol es más que un juego de pelota, también hay que pensar”, comentó el expelotero cubano que se encuentra de visita en Panamá.

Hernández afirmó que hay algo en el beisbol que lo marcó y siempre fue su axioma antes de cada envío hacia el home plate.

“El primer lanzamiento que hice en series nacionales en Cuba fue un cuadrangular de Luis Giraldo Casanova, ¿no le han preguntado nunca eso?, cuando lo vean le preguntan. Ese cuadrangular me enseñó que la pelota es más que un juego, hay que pensar”, manifestó con una amplía sonrisa el exligamayorista.

Precisamente Giraldo Casanova, el apodado “señor pelotero” en la isla caribeña de Cuba, en su momento aseguró que “El Duque” es el único lanzador cubano que piensa.

El exjugador de los Yanquis de Nueva York, Medias Blancas de Chicago, Cascabeles de Arizona y Mets de Nueva York manifestó que a pesar de ganar cuatro anillos de Serie Mundial no se considera el mejor lanzador cubano en llegar a Las Mayores.

“El mejor lanzador cubano en las Grandes Ligas... no, nunca me interesó ser el mejor. Solo me ha interesado ser siempre Orlando Hernández Pedroso alias “El Duque”, precisó.

Sobre el mote de “El Duque”, Hernández dijo que es por su padre, que también fue pelotero en Cuba, pero “no sé porque le llamaban así, y tampoco le podrán preguntar, porque mi padre murió hace muchos años atrás”.

Para el diestro tirador, los cuatro anillos son especiales, al tiempo que señaló que más allá de los galardones siempre lo principal fue “salir al terreno a jugar pelota con sus amigos”.

Mecánica singular

Hernández también es recordado por su extraña mecánica al momento de hacer el lanzamiento hacia el plato.

“Mi mecánica de lanzar llegó por varias razones, la primera es que siempre fui fanático del ballet y la otra es que siempre seguí a Gooden (Dwight) y Juan Marichal. Veía en ellos un movimiento diferente y con la ayuda de instructores cubanos lo fui ajustando, perfeccionando y se dio”, expresó.

Sobre si el movimiento lo cansaba más en los partidos, Hernández señaló: “Cuando uno hace lo que le gusta, uno nunca se cansa”.

El cubano de 52 años está contento de estar en Panamá, la tierra de sus amigos Julio Mosquera, Mariano y Rubén Rivera y Ramiro Mendoza, todos compañeros en su militancia en los Yanquis.

“Es un país maravillo, es tal o mejor de lo que me habían contado mis amigos”, señaló. El invitado de lujo del evento de beisbol “Hit, pitch and run” en tierras panameñas, destacó la labor del máscara panameño Julio Mosquera con la organización de los Yanquis de Nueva York.

“Julio Mosquera es uno de los mejores coach que tenemos en la organización de los Yanquis. Mucho de los logros que tiene Gary Sánchez, actual receptor de Nueva York, son por Julio, quien le ha brindado el apoyo desde el principio de su carrera”, manifestó.

Sobre la posible inducción unánime de Mariano Rivera al Salón de la Fama el próximo año, el extirador de Las Mayores indicó que sería un orgullo para los latinos que llegue a entrar al Salón de la Fama.

“Sería justo que entrará con todos los votos, cosa que no ha pasado nunca por diversas razones, pero si no entrara de manera unánime, lo importante es que entre y sea un latinoamericano más en el Salón de la Fama”, dijo.