•   MaxBoxing.com  |
  •  |
  •  |

Para que un joven boxeador tenga la capacidad de atrapar la atención de Alexis Argüello, Gilberto Mendoza Jr. y Akihiko Honda, debe de ser considerado una súper promesa. Debe de ser un elemento muy especial.

Argüello fue conocido como un entrenador ocasional de púgiles amateurs en su nativa Nicaragua, pero el tres veces Campeón del Mundo, no tenía paciencia con jóvenes que carecían de talento. Pero hubo un joven gladiador que Argüello escogió para transmitirle todo su conocimiento del boxeo, además que el joven mostró buena actitud y aptitud para este deporte, justo como lo exhibía el miembro del Salón de la Fama.

Román González, un invicto peleador peso paja con técnica de escuela y un poder magullador en ambas manos, es ese chico extraño, quien presenta esas habilidades naturales, una visión amplia del cuadrilátero e inmensos deseos de seguir mejorando constantemente.

Gonzalez, oriundo de Managua, atrapó la atención de Argüello muy temprano, mientras aún era amateur. El más grande pugilista pinolero se interesó y ayudó a desarrollar habilidades al joven gladiador, quien finalizó su carrera amateur con marca de 68-1 antes de volverse profesional a la edad de 17.

Antes de cumplir los 18 años, González fue mencionado por Mendoza Jr., quien es el vicepresidente ejecutivo de la Asociación Mundial de Boxeo. Los comentarios de Mendoza sobre “Chocolatito” y su potencial ayudaron a que Honda formara al peleador ahora de 20 años.

Gonzalez, quien peleó seis veces en 2007, siendo su último combate el 14 de diciembre, tiene programado subir al ring para protagonizar uno de los choques que tendrá como principal pelea a Alexander Muñoz contra el local Katsushige Kawashima, en Yokohama, el 14 de enero, según Teiken Promotion.

Si resulta victorioso, los planes para González es que haga otra pelea más en el primer cuarto del año, para que después busque el chance titular ante el japonés Yutaka Niida, quien ha realizado seis exitosas defensas del título de las 105 libras de la AMB.

Niida, quien ha derrotado a grandes peleadores, es cosa seria. El oriundo de Japón es muy habilidoso, poderoso de las manos, tiene experiencia y jamás ha sido noqueado.

Pero también, si Niida se enfrenta a González, entonces se estará midiendo también a un boxeador muy completo.

“Chocolatito” tiene un poder destructivo. Es muy habilidoso siguiendo a sus oponentes. Los castigaron una maestría única y sus combinaciones de arriba y luego abajo, que son mortíferas. Tiene buena defensa, no gasta sus golpes, y cuado suelta las manos hace que causen verdadero daño al oponente.

El recto de derecha de González pareciera una flecha, su golpeo al cuerpo es brutal y su gancho de izquierda es devastador, pero su upper-cut es una belleza… En su primera pelea con Teiken, enfrentó a Eriberto Gejón en Tokio el mes pasado.

Gejón, entonces 23-2-1 (14), se trataba de un púgil sazonado de las Filipinas que todos le veían como un potencial retador a la corona mundial. Es más, le había aguantado toda la ruta en su momento al actual monarca Niida. Pero González en menos de un minuto lo congeló con un poderoso gancho al hígado que lo combinó perfectamente con un upper-cut, terminando la pelea en sólo el primer asalto.

Y quienes vieron ese combate, además cuando “Chocolate” se midió a José Luis Varela (otro que lo terminó en el primer asalto), se darán cuenta que Argüello, Mendoza y Honda estaban en lo correcto: “Se trata de un joven especial capaz de no sólo brillar en 105, sino en 108 y hasta en 112 libras”.

Traducción: Carlos Alfaro León