•   Londres, Inglaterra  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Locura en Wigan: un equipo de tercera categoría eliminó el lunes al todopoderoso Mánchester City en la Copa de Inglaterra y el equipo de Josep Guardiola ya no podrá conseguir un pleno histórico de cuatro títulos, pero el partido dejó más heridas, con el altercado del entrenador con su homólogo rival y Sergio Agüero enfrentado a un hincha.

Los aficionados de los Citizens tuvieron además problemas con la policía y Fabian Delph estará suspendido tras su expulsión, por lo que la lista de consecuencias negativas es demasiado larga, tras un partido que se presentaba en principio tranquilo.

Pese a la pesadilla vivida el lunes, el City no tiene tiempo que perder y necesita pasar la página lo antes posible, antes de disputar la final de la Copa de la Liga el domingo ante el Arsenal.

Josep Guardiola tuvo un altercado con su homólogo rival. Foto: AFP/END

- El enfado de Guardiola -

Las imágenes de televisión han dado la vuelta al mundo. La Federación Inglesa (FA) dictará sentencia seguramente cuando analice el informe del árbitro.

Tiempo añadido de la primera parte: Fabian Delph hace una entrada sobre Max Power, con los dos pies en alto. El árbitro saca la tarjeta amarilla, se lo piensa y termina mostrando la roja, para expulsar al internacional inglés.

El resto ha sido analizado minuto a minuto, segundo a segundo, por los tabloides británicos. En tres minutos el partido cayó en el surrealismo: Guardiola enfadadísimo con esa roja a su pupilo, Paul Cook en la zona técnica de Guardiola, el técnico español que espera a Cook en el túnel de vestuarios para tener un altercado que fue filmado por la BBC... Los dos entrenadores tuvieron que ser separados por sus ayudantes.

"No pasó nada en el túnel, no pasó nada con mi colega. Fue simplemente que se quedara en su zona, por favor. Eso es todo, se acabó", quitó importancia luego el propio Guardiola.

Hinchas del Wigan provocaron a varios jugadores del City. Foto: AFP/END

- Agüero contra un hincha -

En el campo, el Mánchester City dominó, pero Will Grigg aprovechó el error de Kyle Walker para marcar y llevar al Wigan a los cuartos de final. Al término del partido, el Wigan, que ya sorprendió al City en la final de Copa de 2013, lo celebró a lo grande y lo que ocurrió a continuación también será examinado por la FA.

Hinchas locales invadieron el césped y uno de ellos se enfrentó a Agüero, que se defendió con un manotazo. Empezó ahí otro altercado, con Agüero siendo contenido por el defensa del Wigan Chey Dunkley y por el adjunto de Guardiola Mikel Arteta, para evitar males mayores. Según la prensa inglesa, Agüero se quejó de haber sido insultado y escupido.

Luego, hinchas del Wigan provocaron de nuevo a jugadores del City y de nuevo hubo incidentes.

"Desde que hubo individuos en el terreno de juego, desplegamos inmediatamente nuestro dispositivo delante de las gradas y conseguimos mantener a distancia a los grupos de aficionados", comunicó el jefe de policía del Gran Manchester, Stuart Ellison, añadiendo que los incidentes no habían provocado ningún herido y que dos personas habían sido detenidas por una pelea fuera del estadio.

El equipo de Josep Guardiola ya no podrá conseguir un pleno histórico de cuatro títulos. Foto: AFP/END

- Adiós al poker de títulos -

El Mánchester City será muy probablemente el campeón de esta Premier League, donde tiene 16 puntos de ventaja sobre el segundo, el Mánchester United. Está además virtualmente clasificado para los cuartos de final de la Liga de Campeones, tras imponerse 4 a 0 en el campo del Basilea la pasada semana, en la ida de los octavos. Pero con el adiós en la 'FA Cup', el sueño del poker se esfumó.

No hay tiempo para llorar: el domingo el Mánchester City se enfrenta al Arsenal en la final de la Copa de la Liga.

Hinchas locales invadieron el césped y uno de ellos se enfrentó a Agüero. Foto: AFP/END

Guardiola insistió en que no está preocupado: "Nos hicieron un único tiro a nuestra portería en noventa minutos y hemos perdido. Así es el fútbol".

Su jugador John Stones admitió la decepción por no poder lograr el pleno de títulos este curso: "Queríamos llegar hasta el final en cada competición. Ya no será posible. Vamos a pensar en qué pasó y a concentrarnos en la final de este fin de semana".