•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El gerente general de los Marineros de Seattle, Jerry Dipoto, se refirió ayer al estado del lanzador pinolero Erasmo Ramírez quien el pasado sábado sufrió una tensión en el músculo dorsal ancho de la espalda y que según se ha informado, dejaría fuera de acción al nicaragüense por aproximadamente dos semanas.

Erasmo fue valorado por los médicos del equipo y se decidió que el pinolero fuera retirado momentáneamente de la lista de abridores hasta su recuperación. En este aspecto, el gerente de los Marineros dijo que “es en este tipo de situaciones donde nuestro departamento de alto rendimiento tiene la oportunidad de ayudarnos. Las lesiones pueden convertirse en problemas mayores o de largo plazo. Es importante que manejemos esto lo suficientemente temprano para que la lesión sea a corto o mediano plazo. No sabemos todavía cuánto puede durar su recuperación, pero esperamos que en dos semanas obtengamos el visto bueno y él esté listo para volver a lanzar”, aseguró Dipot​

El gerente mencionó que uno de los grandes problemas de Seattle la temporada pasada fueron las lesiones y que esta temporada, la directiva del equipo espera reducir ese mal para no sufrir más de la cuenta. “El gran beneficio con abril es el calendario”, dijo Dipoto, asegurando que en ese mes, los Marineros tienen cuatro días libres en las primeras dos semanas de juego. 

“Podemos ser creativos en la forma que manejamos nuestra rotación de inicio si tenemos que comenzar con Erasmo recuperándose para lanzar. Lo que sería más condenatorio es si se trata de un problema a largo plazo y eso es algo que se nos va a dificultar, poder asimilar. En el corto plazo, tenemos la esperanza de que regrese en dos o tres semanas. A largo plazo tenemos que estar preparados. En este momento nuestra mentalidad general es que Erasmo Ramírez está comenzando uno de nuestros primeros cinco juegos”, señaló el gerente.

Este tipo de lesiones pueden ser muy complicadas, James Paxton se perdió cuatro meses después de abandonar un juego con una lesión similar en 2014, recordó Jerry Dipoto, aunque tiene la esperanza de que la lesión de Ramírez únicamente le haga perderse dos o tres semanas.