•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En Carazo la gente rumora sobre la venidera campaña del Campeonato Germán Pomares y en sus constantes conversaciones no esconde las esperanzas de ver a sus Cafeteros avanzar hasta la postemporada. Esto lo sabe muy bien Aníbal Vega, el mánager del equipo y quien asegura que el objetivo para este 2018 es provocar una sorpresa en los cuartos de final, para lo cual considera que será clave el desempeño de los peloteros jóvenes. 

“Para esta décima edición del Germán Pomares, Carazo exhibirá un equipo competitivo que además de contar con peloteros experimentados tendrá la presencia de una serie de nóveles jugadores que son el presente y futuro del beisbol caraceño”, expresó el timonel, añadiendo que “son precisamente los jóvenes una de las principales fortalezas del conjunto, de su entrega en el terreno de juego dependerá mucho que el equipo consiga excelentes resultados”.

De acuerdo con Aníbal, de entre los muchachos de Carazo hay que prestarle especial atención a Elmer Espinoza, un parador en corto que este año pasa de categoría C a B y que ha experimentado una llamativa evolución en su juego; Porfirio Arostegui, un joven lanzador que este año podría confirmar sus credenciales  de tirador bravo; Kevin Valle, un pistolero zurdo que tiene como tarea asignada convencer de su talento y mostrar las mejoras en el manejo de sus recursos; y Bismarck Ruíz, otro carabinero que ha demostrado serle útil a este equipo que se ha caracterizado por ser aguerrido.

Picheo será clave

Al ser consultado sobre cuál será la clave para que su equipo logre pasar a la segunda ronda y luego pueda provocar un impacto mayúsculo en la etapa de cuartos de final, Vega contestó sin titubeos que el picheo. “Creo que tenemos un staff de lanzadores que puede fajarse y salir airoso. La rotación luce solvente, el relevo medio tiene cara de cumplidor y los cerradores se perfilan efectivos”, comentó el timonel, quien además manifestó que sus tres abridores serían el veterano Diego Sandino, el zurdo Kevin Valle y el joven costeño Shen-

dell Benard, quien por estudios tiene un permiso especial para jugar con Carazo. 

Este grupo de lanzadores, en el que también sobresale el chavalo Jaysson Aburto, actualmente entre los convocados por la selección nacional para la Serie Internacional contra Cuba, contará con el respaldo de una línea ofensiva que presenta “como punta de lanza” a Jilton Calderón, Lenín Aguirre, Yasmil Hernández, Henry Chávez y Elmer Espinoza. 

Carazo llegará a la primera jornada del Pomares, el próximo 2 de marzo, tras dos meses de agitada preparación.