•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Derrotar a una selección cubana de beisbol ha sido desde siempre un reto mayúsculo para los combinados nicaragüenses y más si el pícher a vencer es el mismo al que consideran el mejor de la actualidad en la isla

 Es precisamente esta situación lo que enfrentarán Julio Sánchez y sus muchachos en el primer duelo de la Serie Internacional contra Cuba, pues tendrán la dura tarea de descifrar al derecho Lázaro Blanco, quien actualmente goza del privilegio de ser considerado el mejor tirador de los antillanos.

En la pasada temporada de la Liga Cubana de Beisbol, Blanco realizó 12 aperturas con los Alazanes de Granma, construyendo un récord de 7-3 y forjando una efectividad de 2.74 como resultado de haber permitido 25 carreras limpias en 82 episodios lanzados.

Durante este recorrido enfrentó a 307 bateadores, de los cuales ponchó a 48. Sus oponentes le batearon para 241 puntos. En la reciente Serie del Caribe, Lázaro abrió dos encuentros, ganó el primero y en el segundo salió sin decisión. En 11.2 episodios permitió cuatro anotaciones y dejó su promedio de carreras limpias permitidas en 3.09. Los oponentes le batearon para .233.

En la reciente Serie del Caribe, Lázaro abrió dos encuentros, ganó el primero y en el segundo salió sin decisión. Busca segundo triunfo

Esta no será la primera vez que Lázaro enfrente a Nicaragua, pues ya lo hizo en el 2015, cuando la tropa pinolera visitó a los isleños para una serie amistosa de cinco partidos.

En esa ocasión el derecho cubano salió airoso tras cuatro episodios sin permitir carreras y espera repetir esta noche ante los aproximadamente 15 mil aficionados que abarrotarán el “Dennis Martínez”.

 

Cuestionado sobre sus herramientas como lanzador, Blanco se mostró muy seguro de sus recursos. “Mi perfil es el de un lanzador de control que procura mantener la bola en la parte baja de la zona de strike.

En mi repertorio de lanzamientos cuento con la recta, el slider, el cambio y un Split, y mi velocidad promedia entre las 88 y las 92 millas por hora”, comentó el espigado tirador, quien además aseguró no tener un amplio conocimiento de la selección nicaragüense y tampoco del derecho Wilton López, su rival de hoy.