•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La selección cubana de beisbol venció la noche de este viernes al equipo de Nicaragua con pizarra de 6-4 en el primero de tres partidos amistosos entre ambas escuadras. Los cubanos se adelantaron 2-0 en el primer inning, los nicas le dieron vuelta a la pizarra 4-2 en el cierre del segundo, pero los isleños volvieron a tomar las riendas del encuentro con tres anotaciones en el cuarto y establecieron el marcador definitivo con el jonrón de Guillermo Avilés en el octavo.  

La victoria fue para el relevista Alaín Sánchez, la derrota para Wilton López y el juego salvado para Vladimir García. El segundo encuentro se realizará mañana a las 6:00 p.m. con el duelo entre Carlos Téller por Nicaragua y Bladimir Baños por Cuba. 

Cuba golpea primero

El conjunto cubano mostró su músculo ofensivo en tan solo el primer episodio, enviando una clara advertencia de que venían en plan serio. Ya lo había dicho Lázaro Blanco en la previa: “cuando salimos al terreno de juego, los cubanos vamos a darlo todo por la victoria”. Así lo demostraron desde el propio inicio del juego, cuando faltándole el respeto al ex Grandes Ligas Wilton López consiguieron adelantarse 2-0 en el marcador. El abridor nicaragüense fue sacudido por un doblete del primer bate Roel Santos, le dio base por bolas al peligroso Frederich Cepeda y fue nuevamente estremecido por los imparables consecutivos de Carlos Benitez y Alexander Ayala. En ese momento, los miles de aficionados en el estadio Dennis Martínez sintieron estar en presencia del inicio de otra noche triste para el beisbol nacional.

La tropa de Julio Sánchez tuvo la oportunidad de al menos acercarse en el propio cierre del primer episodio, pero trágicamente no supieron aprovechar el descontrol de Lázaro Blanco, el espigado abridor cubano. Tras ponchar a Everth Cabrera, el pistolero isleño le dio pasaportes seguidos a Darrel Campbell y Ofilio Castro, pero se enderezó ponchando consecutivamente a Wuilliam Vásquez y a Elmer Reyes, dos de los referentes ofensivos del combinado pinolero.Nicaragua no pudo contra el conjunto cubano. Melvin Vargas/END

Truena ofensiva nica

Sin embargo, en la parte baja de la segunda entrada, los artilleros nicaragüenses fueron capaces de descifrar el enigma de Lázaro Blanco, cosiderado el mejor pícher del beisbol cubano, y con un ataque de cuatro imparables y una base por bolas lo sacaron del encuentro. El encargado de empezar la furiosa ofensiva fue el caraceño Jilton Calderón, quien conectó un sencillo por el jardín central y luego fue remolcado por el chavalo leonés de gran momento Norlando Valle, autor de un doblete que puso de pie a los aficionados y modificó la pizarra a 2-1. Acto seguido Cabrera negoció una transferencia gratuita a la inicial, Campbell ligó el hit que empató el encuentro y el siempre incidente Ofilio Castro ligó el cañonazo que le permitió a Nicaragua tomar ventaja de 4-2 y el que le puso fin a la presentación del irreconocible Lázaro. Un episodio más tarde, los nicas tuvieron la oportunidad de alejarse más en el marcador, pero con las bases llenas, Valle se ponchó.

Carlos Martí: “Sabemos que Nicaragua tiene un beisbol de gran nivel”

Wilton se derrumba

Tras un inicio titubeante, Wilton López consiguió mostrarse dominante en los episodios dos y tres, sin embargo, en el cuarto inning fue otra vez un pícher vulnerable y salió explotado tras permitir que sus rivales empataran el juego. La tropa de Julio Sánchez tuvo la oportunidad de al menos acercarse en el propio cierre del primer episodioBenitez le abrió con imparable y los artilleros Ayala y Raúl González lo castigaron con dobletes consecutivos que pusieron la pizarra 4-4. Luego, ya con Fidencio Flores en el montículo, un error de Cabrera en tiro a la inicial le concedió a los cubanos la quinta anotación, siempre a la cuenta de Wilton.

Desde entonces Fidencio se encargó de silenciar a los antillanos, construyendo una labor de tres innings y un tercio sin anotaciones. Fue hasta en el octavo episodio que los de Cuba volvieron al ataque. Con el zurdo rivense Pedro Torres la loma de los infartos, Guillermo Avilés conectó un cuadrangular por el jardín derecho para establecer el 6-4 definitivo. D esta forma Nicaragua extendió a 19 la racha de partidos amistosos sin poder ganarle a una selección cubana.