•   España  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Real Madrid visita hoy en el RCDE Stadium a un Espanyol en mala dinámica de resultados y de juego, sin ganar un partido desde el 8 de enero, con la intención de extender la mejor racha de su temporada, con cinco triunfos consecutivos y la batalla de París en mente.

Los antecedentes en el RCDE Stadium son claramente favorables al Real Madrid. Desde su inauguración, en la temporada 2009-10, las visitas de los blancos siempre se han saldado con victorias para el cuadro visitante. Además, el balance goleador es muy desfavorable para el Espanyol: 22 tantos en contra y dos a favor.

Destaca especialmente en esos triunfos madridistas el portugués Cristiano Ronaldo, que firma hasta ocho tantos en los dos últimos encuentros en casa del Espanyol y desea seguir su buena racha. Firmó un triplete en el 1-4 de hace dos temporadas y un póquer de tantos en el 0-6 del último precedente.

En el presente, Cristiano llega en su mejor momento, con doce tantos en lo que va del año, diez en las seis últimas jornadas ligueras en las que ha participado. Su mejoría impulsó la de un Real Madrid que ha recuperado su pegada en un momento clave. Si en 18 jornadas había marcado 32 tantos, ya suma 30 en sus siete últimos encuentros. Con la Liga perdida le da moral de cara al compromiso europeo ante el PSG que ya ve a una semana de distancia.

Por ese encuentro decisivo Zinedine Zidane sigue midiendo esfuerzos. No podrá contar ante el Espanyol con Marcelo, Jesús Vallejo, Toni Kroos y Luka Modric. Recupera tras sanción a Sergio Ramos para el centro de la defensa, volverá a apostar por Mateo Kovacic e Isco Alarcón en el centro del campo y en ataque tiene serias dificultades para elegir.

El vestuario del Espanyol está convencido de que es posible sorprender al conjunto de Zinedine Zidane. Los jugadores recuerdan que, pese a que las sensaciones actuales no son las mejores, ya vencieron al Atlético de Madrid y al Barcelona. Esperan mostrar otra vez su mejor versión.

Las esperanzas del cuadro catalán están puestas en el gran momento del delantero Gerard Moreno, con diez dianas en LaLiga Santander y tres en la Copa del Rey, y del portero Diego López. El meta gallego, ex del Madrid, llega al choque tras detener un penalti al Dépor y recibir los elogios de sus compañeros.