•   Roma, Italia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La leyenda del fútbol Gianluigi Buffon, que había anunciado entre lágrimas su retirada internacional en noviembre cuando Italia fue eliminada en la repesca para el Mundial de Rusia 2018, indicó este martes que está preparado para jugar si es convocado, como anunció el seleccionador el lunes.

"Había previsto tomar algunos días de vacaciones con mi familia, pero cuando el equipo nacional te necesita, debes estar presente y no abandonar", señaló en la emisión italiana Tiki Taka.

El lunes el seleccionador italiano interino Luigi Di Biagio indicó que Buffon "probablemente" sería convocado para los amistosos contra Inglaterra y Argentina en marzo.

Gianluigi Buffon, anunció entre lágrimas su retirada internacional en noviembre. Foto: Cortesía/END

"Hablé con él, probablemente formará parte del grupo en marzo, un jugador como él no puede parar después de Suecia", dijo el seleccionador interino.

"No es justo que su último partido sea el de Suecia, por lo que le propuse volver para uno, quizás dos o tres partidos. Gigi probablemente estará aquí en marzo", explicó Di Biagio sobre los duelos contra Argentina e Inglaterra, en Mánchester y en Londres el 23 y el 27 de marzo.

Buffon añadió este martes: "No hay nada que añadir a lo que ha dicho Di Biagio, hay que probar un sentimiento de responsabilidad y lealtad con el equipo nacional en este momento de transición".

El portero de la Juventus, de 40 años, ha representado a Italia en las últimas dos décadas. Foto: Cortesía/END

"Un nuevo equipo ha nacido y los primeros partidos contra Argentina e Inglaterra no serán fáciles. Pienso que un jugador experimentado podría ser útil al principio, aunque sea para dar algunos consejos a los más jóvenes", subrayó el arquero.

El portero de la Juventus, de 40 años, ha representado a Italia en las últimas dos décadas, ganando el Mundial en 2006 y batiendo un récord de 175 partidos internacionales.

Buffon lloró al anunciar su retirada de la selección italiana después de perder 1-0 en la eliminatoria ante Suecia, en San Siro en noviembre, lo que provocó que la Azzurra quedara fuera del Mundial por primera vez desde 1958.