•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Federación Nicaragüense de Tenis de Mesa (Feniteme) desde ya está pensando en el relevo generacional de cara al futuro del deporte en el país, la apuesta está siendo prometedora y los frutos  se están comenzando a ver con atletas como Gary Castro y Genaro Roustan, el primero de estos ganador de  medalla de oro en el pasado Campeonato Centroamericano y de México Sub-18 que se llevó a cabo en El Salvador, el pasado 21 de febrero.

Para Wilfredo Altamirano, presidente de Feniteme, esta disciplina a nivel nacional tiene bastantes retos, comenzado por el proceso de planificación de las diversas actividades tanto a nivel nacional como internacional. “El desafío que tenemos perfilado ahorita es el próximo Campeonato Centroamericano que se va a llevar a cabo en mayo en El Salvador, posterior a eso está el Campeonato Panamericano Sub-18 que será en Argentina, donde clasificaron Gary (Castro) y Genaro (Roustan). Para afrontar estos retos, estamos viendo las posibilidades de foguearnos y la idea es mandar gente a México o a España, y si los recursos nos permiten, podríamos enviar atletas a los dos países”, afirma Altamirano.

“Estamos pensando enviar entre seis y ocho atletas a estos fogueos, ya sea la mitad a España y la otra a México y si no podemos a los dos países, mandaríamos al total de atletas a una de las dos naciones, pero lo importante es precisamente el fogueo. Actualmente estamos concentrados en los dos torneos, el Centroamericano y el Panamericano, y en dependencia de lo que logremos ahí, vamos a seguir planeando para el resto del año”, indica el dirigente.

Para el presidente de tenis de mesa, los retos para el campeonato centroamericano son mayúsculos, ya que el nivel de las selecciones que participan en dicho evento es enorme, principalmente de países como Guatemala, que en los pasados Juegos Centroamericanos de Managua 2017, arrasaron con el medallero, ganando las siete preseas de oro que se disputaron en la competencia, además de cuatro platas y un bronce. El dirigente afirma que el nivel de Guatemala es tanto, que la selección de Nicaragua se fogueó en dicho país para los Juegos Centroamericanos, mientras los guatemaltecos se prepararon en Asia, específicamente en China.