•  |
  •  |
  • END

A la hora de la escogencia de refuerzos para la segunda vuelta del “Pomares”, al que le corresponda ser el primero no vacilará en tomar al lanzador Diego Sandino, que encaja en cualquier staff. Es tonto el que desperdicie la oportunidad.

Sandino, con balance 7-5 y dos salvamentos, ha influido en más de la mitad de los triunfos del Carazo (16), que tuvo un mal fin de semana y cayó al sexto lugar del grupo “A”, a cuatro juegos del Chinandega, que ocupa la cuarta posición. Lanza para 2.55 en 91.2 episodios, y es garantía cada vez que sube a la colina.

Aunque Justo Rivas está considerado como el pelotero más evolucionado de nuestro béisbol en los últimos años, en este instante ha decrecido en su rendimiento, acusando lesiones y hasta desánimo. En 34 juegos batea para .324, empuja 31 y conecta ocho jonrones, pero ha perdido ritmo.

Por eso, los equipos deben buscar a los “bates calientes”. Ahí está Ramón Flores, que es el tercer mejor bateador de la liga, con .421, además de ser líder en dobles (18) y triples (8), para empujar 36 carreras. El pitcheo granadino lo dominó, reduciéndolo a tres hits, pero pudo mantenerse entre los mejores.

No pierdan de vista a Lenín Aragón, un pelotero de poder que no es muy promocionado, pero responde a las exigencias del club que milita. Con el Boaco está bateando .392, conecta ocho jonrones y empuja 33 carreras.

Jilton Calderón también es una buena opción. Cierto que batea .373 y sólo lleva un jonrón, pero su calidad está comprobada. Todo es que tome ritmo y ya verán.