•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los nicaragüenses Ariagner Smith y Jonathan Moncada ficharon por el FK Spartaks Jūrmala de la Visliga de Letonia, máxima categoría de futbol en ese país. Los exjugadores del Real Estelí concretaron sus traspasos este jueves por la mañana, según publicaron ambos en sus cuentas de Facebook. “Dios es bueno. Darle gracias a Dios por todas las cosas buenas, pongo en sus manos los nuevos retos de mi vida”, se lee en la publicación de Smith, acompañada de dos fotos en las que aparece estampando su rúbrica, similar a la que un par de horas después colgó su compatriota. 

“Me siento muy bien. Creo que es mi mejor momento y en este equipo siento que todo saldrá bien. Quiero estar aquí algunos años para crecer como jugador. Lo primer que debo hacer es adaptarme, deseo trabajar fuerte, para eso estoy aquí”, expresó Smith a El Nuevo Diario vía telefónica. De momento, el club FK Spartaks Jūrmala está en pretemporada, por lo que los nicas podrían debutar el próximo mes, cuando inicie el campeonato local.   

Ariagner y Moncada, de 20 y 21 años de edad, respectivamente, se suman a Juan Barrera, Carlos Chavarría, Jaime Moreno y Dani Cadena, como los únicos jugadores pinoleros que han alcanzado llegar al futbol europeo. Ariagner, delantero oriundo de Somoto, cumplió su sueño de convertirse en internacional tras su intento fallido en 2015, cuando realizó pruebas con el Vicenza Calcio, equipo juvenil del Udinese de la Serie A de Italia.

Pero su paciencia fue recompensada con creces, pues fichó con el equipo campeón de Letonia, en el que espera pulirse y ganarse la confianza de su técnico y compañeros de club. “Esta es la mejor puerta para mí. Fichar con este equipo es una bendición, llegó en el momento perfecto, lo que queda es demostrar que mi contratación vale la pena”, dijo un motivado Smith, quien espera convertirse en un referente del futbol nacional.

Agradecimiento especial

Salido de la juvenil especial del “Tren del Norte”, con el que jugó en Primera División desde el Apertura del 2017, hasta la cuarta jornada del actual Clausura en el que marcó 2 goles, Ariagner destaca por su velocidad, los 1.83 metro de estatura, buena técnica con los dos perfiles y porque se desenvuelve en cualquier posición en ataque. En total, Smith anotó en la máxima categoría del balompié nacional 7 tantos.

“El Real Estelí es el equipo al que siempre perteneceré, le debo todo”, manifestó el joven atacante, al tiempo que admitió que su mayor anhelo fue debutar en el primer equipo del “Tren del Norte”, jugar en el futbol internacional y retirarse en el conjunto esteliano. Barrera y Chavarría también salieron del plantel rojiblanco cuando ficharon por equipos de Europa. 

En un país donde reina el beisbol y el boxeo tiene un sello cultural, las probabilidades de que un futbolista nicaragüense emigre a ligas internacionales son escasas. No obstante, hay quienes escapan de las posibilidades y prefieren trabajar en pro de convertir un sueño en realidad. Así lo hizo Ariagner, quien pese a haber crecido con la influencia de su papá, el otrora boxeador William Smith, decidió trascender en otro deporte y que su nombre tuviera sello propio.