•   Brasilia, Brasil  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Casi una semana después de la lesión que lo marginó del campeonato francés, el brasileño Neymar se someterá este sábado a una operación del pie derecho que tiene en vilo a su país, a menos de tres meses de la Copa del Mundo 2018.

La estrella del PSG francés y la selección brasileña llegó en la noche del viernes al lujoso Hospital Mater Dei de Belo Horizonte (sudeste), que adoptó en las últimas horas medidas de seguridad y confort excepcionales para tratar al delantero de 26 años.

Lo acompañaban su madre y el jefe del equipo médico de la Seleçao, Rodrigo Lasmar, quien estará a cargo de la intervención.

La operación está prevista para la mañana y debe durar entre 60 y 90 minutos.

El jugador más caro del mundo debe ser intervenido del quinto metatarso del pie derecho, un pequeño hueso que se fracturó el pasado domingo durante la victoria 3-0 del Paris Saint-Germain sobre el Olympique de Marseille.

Una lesión que ya lo marginó del campeonato francés y dejó al PSG sin su estrella para el choque con el Real Madrid del próximo miércoles, un partido clave para sus aspiraciones en la 'Champions'.

Pero los ecos de la caída accidental se sienten también en la selección brasileña, en la que Neymar es una pieza clave de cara a la Copa del Mundo de Rusia, que se disputará del 14 de junio al 15 de julio.

-¿Llega? -

La gran incógnita es si el jugador estrella de la 'canarinha' llegará a tiempo para el debut de Brasil ante Suiza el 17 de junio en Rostov.

Lasmar ya ha indicado que la lesión alejará al brasileño de las canchas entre dos meses y medio y tres.

Por su parte, el exjefe del departamento médico de la selección, José Luiz Runco, explicó a la AFP los plazos de una recuperación normal: de dos a tres semanas sin poder pisar, luego un periodo de muletas y tras la cicatrización, el trabajo de fisioterapia para que no se pierda el movimiento del tobillo y fortalecer la pantorrilla.

A eso le seguirían ejercicios con pesas y posteriormente los entrenamientos.

Lo que parece seguro es que para su recuperación Neymar volverá a refugiarse en su lujosa villa de Mangaratiba, en el litoral del estado de Rio.