•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Desde el torneo Apertura 2017-2018 el equipo Cacique Diriangén optó por incorporar en sus filas a jugadores costarricenses, unos años después de haber abandonado aquel mercado, para fichar a algunos futbolistas provenientes del club Herediano, en calidad de préstamo.

A pesar de la cercanía geográfica entre Nicaragua y Costa Rica, es poco lo que en el país vecino se conoce de nuestro modesto futbol, no obstante, los convenios subscritos entre estos clubes contribuyen a cerrar esa brecha.

Cabe destacar que no es la primera vez que Diriangén cuenta en sus filas con jugadores ticos, recordamos como caso destacado el de Diego Díaz, además del trío de jugadores que llegó en 2013:  Wendell Porras, Harold Villalobos y Kevin Arrieta.

En el pasado Apertura tuvieron la incorporación de Francisco Rodríguez, Johan Bonilla, Brandón Salazar y Josué Meneses, siendo este último el único que continúa vistiendo la casaca blanquinegra e incluso ha recibido la estafeta de capitán.

Para el presente Clausura llegaron al club diriambino Yeison Esquivel y Andrés Mendoza, dos jugadores por demás desequilibrantes. Mendoza ha anotado 4 veces, es centro delantero y tiene un olfato de gol envidiable. Esquivel parece ser el volante creativo que le hacía falta a los rayados, ya lleva 3 goles y 3 asistencias, a pesar de que estuvo varias fechas fuera de acción por haber contraído hepatitis.

En cambio, Josué Meneses poco a poco se fue ganando la titularidad en el 11 del director técnico Mauricio Cruz, al punto de que no solo se adueñó de un lugar en la línea defensiva Cacique, sino que fue nombrado capitán. Es un jugador bastante seguro y sobre todo equilibrado en la zaga. 

Esquivel confiesa que no sabía mucho del futbol nicaragüense ni de Diriangén en particular, sin embargo, afirma que ha podido acoplarse rápido a lo que quería el profesor Cruz y también con los compañeros.

“Mi objetivo futbolístico es crecer en este torneo y poder regresar a Costa Rica, y de ahí dar el salto a una liga competitiva”, señala.

El mediocampista, cuya pierna hábil es la izquierda, asegura que juega futbol desde que tiene  memoria y comparte que pasó por 2 escuelas de futbol llamadas Barrealeña y Sporiek, luego llegó a Herediano y ahí lleva más de 11 años, también pasó por segunda con el ADG y Curridabat.

El capitán

Mientras tanto, Josué Meneses asegura estar muy cómodo con los Caciques, porque lo han tratado muy bien desde el primer día que llegó, aunque al parecer sus días están contados con el club diriambino, porque Herediano desea incorporarlo a sus filas.

“No conocía mucho del futbol nica porque sabía que lo fuerte era el beisbol, pero ya estando  aquí veo que el futbol está metido fuerte y va creciendo cada día. Veo que tienen un futbol intenso, cada equipo tiene sus características que  hacen  complicado cada partido”, señaló.Yeison esquivel se ha establecido como un titular indiscutible..

“Si bien es cierto hay diferencias con respecto al futbol tico, pero no como  pensaba, aquí igual hay buen nivel, y se está tratando de profesionalizar más”, comparte Meneses, quien en Costa Rica jugó en el municipal Turrialba, de donde es originario, además de que militó en el Jaco Rays de segunda división  y en Belén FC de Primera División.

Asimismo, Meneses valora como positivo su paso por el equipo centenario, porque le permite “ganar experiencia, tener rose futbolístico y agarrar ritmo”.

Gol incluido

En el caso de Andrés Mendoza, su rol en el equipo hasta el momento ha sido evaluado como positivo, puesto que ha sabido cumplir con la misión encomendada: hacer gol.

Este joven de 20 años es oriundo de Cañas. Tuvo una estancia en Saprissa y asegura que de Herediano le propusieron que se integrara al Cacique Diriangén, lo que le pareció una buena idea porque deseaba probar fuera de las fronteras ticas.

“El futbol nicaragüense me parece muy intenso, es parecido al de Costa Rica y un buen país para agarrar confianza jugando regularmente. Había escuchado hablar de Diriangén y de Estelí, y ahora que estoy en Diriamba creo que tengo una gran oportunidad”, comparte.

Sus ambiciones son hacer un buen torneo, consagrarse como goleador con los Caciques y llegar a jugar a Europa. Además, piensa que Diriangén es un equipo que está para grandes cosas y no descarta que pueda pelear el campeonato.