•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El meteórico lanzador nicaragüense Juan Carlos Ramírez enfrentará hoy (2:05 p.m.) a los Diamondbacks de Arizona en su segunda apertura del spring training y lo hará con el objetivo de confirmar que su potente brazo derecho está saludable y que es el candidato idóneo para completar la rotación que los Angelinos de Los Ángeles utilizarán para la temporada que arrancará el próximo 29 de marzo.  

En su primera apertura de los entrenamientos primaverales, realizada el pasado jueves ante los Gigantes de San Francisco, J.C. envió señales alentadoras sobre su recuperación tras aproximadamente siete meses lejos del montículo como consecuencia de una irritación en el nervio cubital que lo llevó a un tratamiento de inyección de células madre. 

Ante los Gigantes, Juan Carlos exhibió ese perfil de pícher dominante, seguro y agresivo que lo llevó a establecerse como la principal figura del picheo abridor de los Angelinos en la temporada anterior. Tras recibir imparable de Joe Panick, el primer Gigante al que se midió esa tarde, el capitalino retiró sin mayores complicaciones a los siguientes seis bateadores que enfrentó, completando una destacada labor de dos episodios, en los que admitió un hit y ponchó a un adversario.  

¿Qué esperar?

Como parte del necesario proceso de recuperación, los Angelinos han decidido no darle mucha carga de trabajo a J.C., razón por la cual solamente lo dejaron completar dos entradas en su primera salida y para hoy tiene programado permanecer en la loma de los infartos por tres innings completos. ¿Qué esperar? Que el nicaragüense realice otra exhibición de su velocidad y de su comando, consiguiendo así una presentación que lo mantenga firme en esa lucha que sostiene contra Nick Tropeano y Parker Bridwell por el sexto puesto en la rotación de los laureados.  

Juan Carlos enfrentará a un equipo de Arizona que antes de la jornada de ayer presentaba un balance de cuatro victorias y siete derrotas y que entre los 30 equipos ocupaba el puesto 27 con un promedio ofensivo colectivo de 237 puntos.  

A este desafío J.C. se presenta con un balance negativo de cero triunfos y tres reveses con una efectividad de 5.39 en 34 juegos (cinco aperturas) de por vida en el spring training.