•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En apenas dos jornadas, desde que Luis Vega asumió la dirección técnica del equipo de futbol de la UNAN-Managua, los académicos han sumado 4 puntos, la misma cantidad que en las seis anteriores en el torneo de Clausura de la Liga Primera. En ese tramo, los universitarios han logrado lo que les costó hacer con el entrenador uruguayo Carlos Garabet Avedissian, que renunció a continuar en el proyecto de dicha institución, saliendo por la puerta de atrás.

Vega tomó a un equipo golpeado anímicamente, que pese a disponer de jugares talentosos no funcionaba de la forma adecuada. Lo agarró en la novena plaza, casi sin esperanzas, pero rápidamente le inyectó confianza. “Muchachos, confío en ustedes, vamos a trabajar duro de la mano, esforcémonos por salir adelante”, les expresó antes de enfrentar al Club Deportivo Ocotal en la fecha 7. Ese duelo lo saldó con un empate, no era lo que esperaba, pero habría sido peor.

El domingo pasado, en su segundo encuentro como entrenador de cabecilla, Vega y sus pupilos se dispusieron a dar el paso extra: vencieron 3-1 al San Francisco FC de Masachapa, exhibiendo una buena tónica de juego, basada en la posesión de balón y creatividad en la elaboración de jugadas, manteniendo el orden táctico en zona defensiva.   

“Ese aspecto estaba muy pobre, lo detecté y me enfoqué en mejorarlo. Ahora estamos bien cohesionados, le hemos puesto empeño y hemos mejorado. Un equipo que no tiene muchas ideas de cómo salir atacando y cómo defenderse va a hacer cualquier cosa. Entonces trabajé el orden táctico, para jugar de forma fluida y durante los partidos saber cómo abrir al rival”, declaró Vega, a quien la directiva de la UNAN le encargó sacar al equipo del sótano y evitar el descenso, según reconoció. 

“La tarea que me asignaron fue levantar al equipo de la posición en la que se encontraba y evitar el repechaje para mantener la permanencia, o en el peor de los casos, evitar el descenso directo. Para lograrlo es importante mejorar el aspecto mental, en ese aspecto he concentrado esfuerzos, espero que haya una transición y podamos seguir por el camino correcto”, dijo el debutante timonel de la Primera División, al que no le ha temblado el pulso en la toma de decisiones.

“Avedissian se equivocó” 

Vega, quien fungía como asistente técnico de Avedissian, considera que su antecesor en el banquillo de la UNAN “se equivocó” al meterle presión al vestuario polemizando con cualquier cantidad de temas. “Sabiendo que la directiva lo apoyó en todo, no sé por qué las cosas no funcionaron. El profesor llevaba cada día un problema al entreno, se involucró con algunos jugadores como amigo y confundieron las cosas, por eso algunos aspectos no funcionaban. Se equivocó en ese sentido”, ambientó Vega. 

“Yo soy muy abierto con los jugadores, soy muy sincero, pero mantengo el margen de respeto, les he expresado que confío mucho en ellos y les he pedido que trabajemos de la mano, que nos esforcemos. Ahora estamos hablando un mismo idioma, antes sentía un choque en el grupo. Todos estamos conscientes que representamos a una institución grande y como tal tenemos que salir adelante”, remarcó el entrenador.

Mañana, los académicos enfrentarán en el Estadio Nacional de Futbol al sublíder del torneo (6:00 p.m.), el Managua FC, con la mente puesta en conseguir otros tres puntos que le permitan seguir escalando en la clasificación del Clausura y en la tabla general, en la que ocupan la novena plaza con 24 puntos, seis más que el San Francisco FC y a tres del Chinandega FC, octavo.