•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Camilo Mendoza sostendrá el próximo sábado una pelea que podría enrumbar su carrera boxística hacia mejores caminos que los que ha recorrido hasta ahora. El púgil nicaragüense viajará hoy hacia Panamá para enfrentar al cubano Daniel Matellón, por el título Fedelatin 108 libras de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB). 

A Mendoza lo acompañarán su entrenador Norberto López y su promotor Rosendo Álvarez, al que la empresa Sparta Promotions, que se encarga de celebrar la cartelera, tendrá como invitado especial. El Fantastic Casino de Albrook Mall, en Ciudad de Panamá, albergará el combate entre el nica y el cubano, pactado a once asaltos.  

Con récord de 11 victorias (5 nocauts), 2 derrotas y un empate, Mendoza intentará doblegar a un rival con foja invicta pero discreta de 5 triunfos y dos empates, que no obstante se encuentra en la décima posición del ranking mundial minimosca de la AMB. Por ende, un triunfo del nicaragüense le valdría para colarse en la clasificación y optar a mejores combates.

Matellón, de 30 años de edad, realizó una larga carrera amateur, antes de saltar al profesionalismo en 2016. En cambio, Mendoza debutó en 2009 al boxeo rentado y dispone de la experiencia necesaria para establecerse, está consciente que puede sacar ventaja de ello, aunque no se fía de su rival, al que destaca por su fortaleza física.

“Me he preparado mucho en corring, para aplicar movimientos, él (Matellón) boxea caminando sobre todo el ring, no es un pegador, pero sabe cómo entrar. Si viene con esa tónica de peleas anteriores yo sabré aplicar una estrategia para contrarrestarlo”, declaró Mendoza. A su vez, el púgil pinolero reconoció que debe evitar dos golpes que usualmente utiliza su rival para minar a sus oponentes.

“Sabe meter bien un recto de derecha y un gancho al hígado. Dependiendo de su postura voy a manejar mi guardia. Yo no tengo duda de que va a ser una pelea dura, no me estoy enfocando tanto en el título, sino en ganar internacionalmente y por la posición en el ranking”, ambientó Mendoza, entendido de que al colarse en el ranking de la AMB tendrá más oportunidades de pelear en el extranjero y de aspirar a un título mundial. 

Rosendo Álvarez fue escueto al hablar de Mendoza, a quien considera “responsable y buen boxeador”. “Camilo tiene muchas posibilidades ante Matellón. Dispuso de suficiente tiempo para entrenar y analizar a su oponente, no habrá excusas para que no realice una buena presentación”, aseveró el promotor y otrora bicampeón mundial.

Acevedo se queda

En la misma cartelera que peleará Mendoza estaba contemplado que se presentara su coterráneo Yamil Acevedo (13-1-1- 7KO). Sin embargo, el púgil capitalino se cayó del cartel en vista que su papá, David Acevedo, se encuentra en condición delicada de salud y amerita el cuido de su familia. 

Yamil, quien se mueve en la categoría de las 130 libras, retaría al invicto cubano Pablo Vicente (9-0-0- 7KO), por el ´titulo Fecarbox del Consejo Mundial de Boxeo (CMB). Aunque el promotor Rosendo Álvarez agotó esfuerzos por conseguir un reemplazo de Acevedo, le fue imposible.