•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Salvo una sorpresa colosal, el muchacho Robin Zamora (10-4, 5 nocauts) debe imponerse con autoridad ante Léster “El Caballo” Lara (14-8-2, 6 nocauts) esta noche en el gimnasio Nicarao, donde estará en juego el título Fedelatin 126 libras de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) en el cartel boxístico que monta Pinolero Boxing de Marcelo Sánchez.

Lara es un peleador bravo, de esos que gusta ver desde una butaca, fajador, tira golpes sin descanso y no tiene temor a meterse a las brasas, sin embargo, chocará con un Zamora que lo supera boxísticamente. Robin lo aventaja en altura, alcance, poder y técnica, posee más recursos y sabe aplicar variantes de acuerdo al rival que tiene enfrente, a pesar de que hasta este momento ha sido un peleador irregular con un récord engañoso si uno valora su gran talento.

El factor Garibaldi

Robin entrenó en Panamá durante un mes con Rigoberto Garibaldi. Primero hay que dejar claro que con o sin Garibaldi, Zamora ya era favorito para este combate, pero obviamente el hecho de haberse preparado con un dirigente experimentado como el canalero le da un plus. Robin está obligado a ganar, gustar y, si puede, noquear. 

Zamora tiene que mostrar cambios tangibles en su boxeo. Ese fue el compromiso que asumió esta semana cuando regresó de Panamá. “Verán a un peleador distinto, más inteligente, me desplazará, boxearé más, atacaré a los bajos y voy a demostrar que soy el mejor de las 126 libras en Nicaragua”, señaló el muchacho con una confianza exuberante, capaz de contagiar hasta el más incrédulo.

Superaron la báscula 

Ayer en la ceremonia de pesaje celebrada en el Instituto Nicaragüense de Deportes (IND), Zamora y Lara marcaron la categoría sin problemas. El primero detuvo el péndulo en 125 libras, mientras el segundo dio 124.8.

En el combate semiestelar, David Bency (140.2) cruzará disparos con Wilson “Tico Nica” Silva (140.8), originario de Chinandega, pero residente en Costa Rica. La pelea se pactó en 140 libras a seis asaltos. Héctor Herrera (108) cruzará disparos con Jenn González (107.8) en 108 libras. Manuel González (130) intercambiará metralla con Lenín Téllez (130.4).

En total, serán ocho combates explosivos. La entrada general tendrá un costo de 100 córdobas.