•   Madrid, España  |
  •  |
  •  |
  • AFP

"Típico apretón", tuiteó el capitán del Real Madrid Sergio Ramos para explicar su ausencia durante cinco minutos en la segunda parte del partido ante el Eibar (2-1), rumbo a los vestuarios para cumplir con una necesidad fisiológica.

Con 1-1 en el marcador, el central madridista aprovechó un momento con el juego parado por lesión de un jugador del Eibar, para abandonar rápidamente el terreno de juego, en el minuto 73, para regresar en el 78, a tiempo de ver en directo el gol de la victoria de Cristiano Ronaldo.

Ramos se intercambió unas rápidas palabras con el árbitro del choque, y encaró el túnel de vestuarios.

"Ramos creo que se ha 'cagado' un poco. Fue al baño un minuto y volvió, nada más", comentó divertido su técnico Zinedine Zidane.

Dos goles de Cristiano Ronaldo, en el tramo final de cada tiempo, dieron la victoria al Real Madrid en Ipurua, donde sobrevivió con eficacia al ímpetu de un meritorio Eibar.

La habilidad de Ronaldo para aparecer en los momentos decisivos (ms.33 y 84) ofrecieron al Real Madrid tres puntos con los que mantenerse enganchado en LaLiga, sin dejarse ir, pese a la distancia que le separa de la cabeza y a la euforia que ha provocado su actuación en París el martes pasado.

 Zidane vuelve a defender a Benzema y niega problema alguno con Bale

Y eso que el arranque del Eibar fue espectacular, con unos primeros minutos en los que atrincheró en su área a los de Zidane, que se encontraban sin espacios para hacer su fútbol.

Pasaban los minutos y el Real Madrid trataba de encontrar huecos a la espalda de la adelantada defensa armera, aunque sin demasiado éxito, por la intensidad local.