•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Grandiosa. Mostrando una buena línea de boxeo, ejecutando con maestría el cruzado de izquierda y el recto de derecha, Scarleth Ojeda venció a la colombiana Eliana Medina por decisión unánime en el Clasificatorio de Tijuana, México, donde la Selección Nacional de Boxeo busca 10 cupos como mínimo para los Juegos Centroamericanos y del Caribe, que se celebrarán en julio en Barranquilla, Colombia.

Ojeda se enfrentará hoy a la panameña Elisa Williams, a quien derrotó en los pasados Juegos Centroamericanos para asegurarse la medalla de oro en la categoría de los 60 kilogramos. Otro nica que vio acción fue Jonathan Centeno sucumbiendo ante el panameño Martín Pérez por decisión unánime en 48 kg. Lester Espino perdió ante el chapín Walter Duarte en 60 kg. 

Terrible. ¡Qué mala suerte la de Camilo Mendoza! El muchacho viajó a Panamá con la ilusión de convertirse en campeón Fedelatin 108 libras de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), sin embargo, regresó al país con una derrota dolorosa, provocada por la ceguera del tercer hombre del ring Iván Ballesteros, quien dio por válido un soberbio cabezazo del cubano Daniel Matellón, noqueando al nica de esa forma.

Scarleth Ojeda venció a la colombiana Eliana Medina. Foto: Haxel Murillo

El cabezazo destructor se dio en el sexto asalto. Matellón tenía la iniciativa en el episodio y en un intento de ofensiva de parte del nica, chocaron cabezas. Mendoza cayó a la lona, se puso de rodillas visiblemente afectado, se levantó trastabillando y en segundos estaba nuevamente en el piso, desplomado. Camilo tuvo que ser asistido por los médicos. 

Esta era la primera pelea de Camilo fuera de Nicaragua, desafortunadamente tuvo un final un poco injusto. Mendoza sumó su segunda derrota consecutiva, dejando su récord en 11 triunfos, 3 derrotas y 1 empate. El cubano quedó con balance de 6 éxitos y 3 empates, preservando su invicto. 

Garibaldi satisfecho. Después del triunfo de Robin Zamora contra Léster Lara, el entrenador panameño Rigoberto Garibaldi no ocultó su satisfacción tras el resultado, sobre todo por lo que vio del muchacho en el ring, absorbiendo como una esponja lo enseñado en Panamá durante un mes.

“Me gustó el trabajo de Robin, utilizó mucho el jab, tiró golpes al cuerpo, y se movió al lado izquierdo de Lara. En los últimos asaltos pudo noquear a Lara pero le dije que se detuviera, para no arriesgar, ya la pelea estaba en el bolsillo. Hay mucho por trabajar con él, es un muchacho humilde, quiere aprender y puede evolucionar”, dijo Garibaldi, quien pidió tiempo para que el púgil sea más completo.