•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

¿Por qué un pítcher ganador de 54 juegos en las últimas tres temporadas con un Cy Young en el clóset, esperó tanto tiempo para firmar como Agente Libre, decidiendo aterrizar en un equipo de último lugar? Jake Arrieta, quien cifras en mano funcionó como “as” de los Cachorros de Chicago, se ha comprometido con los Filis de Filadelfia por tres años y la estimable fortuna de 75 millones de dólares, una cantidad, que para el resto de equipos, representaba un riesgo mayúsculo. Con 32 años, Arrieta se encuentra en la edad en que Sandy Koufax, afectado por irremediables problemas en el codo, decidió retirarse después de conseguir la triple corona del pitcheo con números asombrosos (27 triunfos, 1.73 en efectividad y 317 ponches), y es cinco años mayor que los 27 de Steve Carlton al ser transferido en 1972 de los Cardenales de San Luis, precisamente a los Filis.

¿Dónde comienzan las relaciones entre este Arrieta y un ganador de 329 juegos que se adjudicó cuatro premios Cy Young, sin poder registrar un no hitter como Carlton, selección de primera ronda para el Salón de la Fama?...Advertí que necesitamos instalarnos en el momento. Tanto aquellos Filis pre 1972 como estos pre 2018, venían de terminar en último lugar con 95 y 96 derrotas, con más futuro los de hoy, fortalecidos por el explosivo prospecto Rhys Hoskins, que aquellos, que aún con Carlton impactando ganando 27 juegos y la triple corona, volvieron a hundirse perdiendo 97 juegos, es decir, dos más de deterioro. Ese año, Carlton, quien consiguió su primer Cy Young, le sacó 20 victorias de ventaja al segundo brazo, el derecho Darrel Brandon (7-7), tuvo tiempo para convertirse en el mejor pítcher del beisbol, algo casi descartable para Arrieta.

La pretensión es menor

Ganar más de 20 para un equipo de último lugar ha sido desde siempre una proeza del tamaño de la Pirámide de Keops. Antes de ser enviado a los Filis por Rick Wise, Carlton se apuntó 20 triunfos desde la colina de los Cardenales, un equipo de segundo lugar, y en sus tres recientes campañas, registraba 47 éxitos (17-10 y 20), aproximándose a las 54 de Arrieta con los Cachorros (22-18 y 14). El punto de desequilibrio, lo establecen los cinco años más joven de Carlton, pero lo que estamos tratando de valorar, es lo que Arrieta puede proporcionarle a los Filis, en las siguientes tres campañas, mientras se mueve de 32 a 35 años. No, él no será Carlton, un ganador inmediato de 27 juegos capaz de agregar cuatro Cy Young y una proyección de Salón de la Fama. Tampoco es algo tan grandioso lo que esperan de él, estos Filis tan necesitados de pitcheo con Aaron Nola, Jerad Eickhoff, Vince Velásquez, Nick Pivetta y Ben Lively detrás de Arrieta.

Seguramente la pretensión del derecho en plena etapa de madurez, es más simple: ser un líder de staff realmente confiable, aun extrañando el apoyo que tenía en los Cachorros, parecido al de Carlton con los Cardenales de Joe Torre, Lou Brock, Ted Simmons, Matty Alou, Cheo Cruz y Ted Sizemore…El zurdo en 1972 se excedió con sus 27 triunfos en un equipo que solo ganó 59, registrando el mayor porcentaje de la historia, quizás irrepetible. Carlton quien no llegó como Agente Libre a los Filis, recibió 65 mil dólares en 1972, saltando a 165 mil en el 73, después de sus 27 éxitos con 310 ponches y 1.98 en carreras limpias. Un escándalo en aquel tiempo. Mientras los Cachorros esperan que Yu Darvish tape el hueco de Arrieta, estos Filis del 2018, confían que con la adquisición del derecho y peloteros en crecimiento, podrán salir del último lugar, y quizás, ser competitivos de media tabla.