•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El lanzador venezolano Eduardo Rodríguez, de los Medias Rojas de Boston, enfrentará bateadores, hoy, por segunda vez en la semana, en un gran paso en su proceso de recuperación de una operación de la rodilla derecha.

Rodríguez, quien fue operado en octubre, lanzará dos entradas contra bateadores de su equipo en una práctica de bateo en vivo. El zurdo tuvo una sesión parecida el lunes, luego de haber realizado un bullpen la semana anterior.

Si el plan actual de trabajo de los Medias Rojas se sigue cumpliendo como está previsto, Rodríguez podría tener su primera salida del 2018 mucho antes de lo que se estimaba. El pícher tiene como meta volver para el inicio del segundo mes de la temporada regular. “Antes de mayo podría estar con el equipo, si todo marcha como hasta ahora”, dijo Rodríguez en el Jet Blue Park de Fort Myers.

“Ya tuve problemas en tres ocasiones anteriores con la rodilla y en todas tratamos de apresurar el proceso, pero ahora fue diferente”, dijo Rodríguez, quien tuvo marca de 6-7 y efectividad de 4.17 en 25 partidos la temporada pasada.

Los totales de salidas (24) y entradas (137.1) fueron los más altos en la carrera de tres años de Rodríguez con los Medias Rojas. En 66 apariciones tiene foja general de 19-20, efectividad de 4.23 y promedia 9.8 ponches por cada nueve entradas en 366 episodios. “Durante la temporada muerta decidimos hacer la operación y tomar las cosas con calma, contrario al pasado. El plan es ir paso a paso. Después de otra práctica de bateo, decidiremos el próximo movimiento”, dijo. “Me siento bien con el proceso”, agregó.

El mánager Alex Cora dijo que no tratará de empujar al lanzador de 24 años y que, como se esperaba desde el principio, Rodríguez comenzará la temporada en la lista de lesionados. “Me gusta hablar de Eduardo Rodríguez, de su tenacidad, entrega y disposición al trabajo”, dijo Cora. “Hay que darle mucho crédito a Eduardo porque ha hecho un gran trabajo y se ha puesto en la posición de regresar antes de lo que teníamos previsto”, agregó el capataz.